Esta página emplea tanto cookies propias como de terceros para recopilar información estadística de su navegación por internet y mostrarle publicidad y/o información relacionada con sus gustos. Al navegar por este sitio web usted comprende que accede al empleo de estas cookies.

PLM-Logos
Bandera México
Marca

AVISTAR

Sustancias

AMLODIPINO

Forma Famacéutica y Formulación

Tabletas

Presentación

1 Caja,10 Tabletas,5 mg

1 Caja,30 Tabletas,5 mg

1 Caja,60 Tabletas,5 mg

FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN:

Cada TABLETA contiene:

Besilato de amlodipino equivalente a 5 mg
de amlodipino

Excipiente, c.b.p. 1 tableta.

INDICACIONES TERAPÉUTICAS: El amlodipino está indicado en el tratamiento inicial de la hipertensión y puede ser usado como agente único para el control de la presión arterial sanguínea en la mayoría de los pacientes. Aquellos enfermos que no están adecuadamente controlados con un solo antihipertensivo pueden beneficiarse al agregar el amlodipino, la cual se ha utilizado en combinación con diuréticos tiacídicos, agentes bloqueadores de adrenorreceptores beta o inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina.

El amlodipino está indicado para el tratamiento de primera elección en la isquemia del miocardio, ya sea debida a obstrucción fija (angina estable) y/o vasospasmo/vasoconstricción (angina variante de Prinzmetal) de los vasos coronarios.

El amlodipino puede utilizarse en aquellos casos en que el cuadro clínico inicial sugiera un posible componente vasospástico/vasoconstrictor, pero sin que este hecho se haya confirmado.

El amlodipino puede ser usado solo como monoterapia o en combinación con otra droga antianginosa en pacientes con angina, que es refractaria a los nitratos o bien a dosis adecuadas de betabloqueadores.

FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA: El amlodipino es un inhibidor de la entrada de iones de calcio (bloqueador de los canales o antagonista del ion calcio) e inhibe la afluencia transmembrana del ion calcio dentro del músculo cardiaco y del liso.

El mecanismo de la acción antihipertensiva de amlodipino se debe al efecto relajante directo sobre el músculo liso de los vasos. El mecanismo preciso por el cual amlodipino alivia la angina no ha sido completamente esclarecido, pero amlodipino reduce la carga isquémica total por medio de las dos acciones siguientes:

1) El amlodipino dilata las arteriolas periféricas y así reduce la resistencia periférica total (poscarga) contra la cual trabaja el corazón. Dado que la frecuencia cardiaca no se modifica, esta reducción en la carga de trabajo cardiaco se acompaña de una disminución tanto en el consumo de energía por el miocardio como en los requerimientos de oxígeno.

2) El mecanismo de acción de amlodipino probablemente involucra a la dilatación de las principales arterias y arteriolas coronarias, tanto en zonas de isquemia como normales. Esta dilatación incrementa el aporte de oxígeno al miocardio en pacientes con espasmo arterial coronario (angina variante o de Prinzmetal) y en episodios agudos de vasoconstricción coronaria inducidos por fumar.

En pacientes con hipertensión, la dosis única diaria produce reducciones significativas de la presión arterial, tanto en posición supina como erecta a través de 24 horas. Debido al lento inicio de acción, la hipotensión aguda no es una característica de la administración del amlodipino.

En pacientes con angina, la administración de amlodipino una vez al día, incrementa el tiempo de ejercicio total, así como el tiempo para la aparición de la angina y el tiempo en el que se presenta una depresión de 1 mm en el segmento ST. Además, disminuye tanto la frecuencia de los ataques de angina como el consumo de tabletas de nitroglicerina.

Estudios hemodinámicos y pruebas clínicas controladas realizadas en pacientes con insuficiencia cardiaca, clase II-III (NYHA), han mostrado que amlodipino no ocasiona deterioro clínico cuando se evalúan sus efectos mediante la tolerancia al ejercicio, la fracción de expulsión del ventrículo izquierdo y la sintomatología clínica. No se han llevado a cabo estudios en pacientes con insuficiencia cardiaca clase funcional IV.

El amlodipino no ha sido asociado con ningún efecto metabólico adverso o cambios en los lípidos del plasma y es adecuado para usarse en pacientes con asma, con diabetes y con gota.

Después de la administración oral de dosis terapéuticas, amlodipino se absorbe bien, con niveles sanguíneos máximos entre las 6 y 12 horas posteriores a la dosis. Se ha estimado que la biodisponibilidad absoluta es de 64 al 80%. El volumen de distribución es de aproximadamente 21 L/kg. La absorción de amlodipino no se afecta por el consumo de alimentos.

La vida media de eliminación plasmática terminal es de cerca de 35-50 horas y es consistente con una dosificación de una vez al día.

Los niveles en el estado estable plasmático se alcanzan al final de 7-8 días de su administración consecutiva. El amlodipino se metaboliza ampliamente por el hígado a metabolitos inactivos excretándose en la orina 10% del compuesto original y 60% de los metabolitos.

Los estudios in vitro han mostrado que aproximadamente 97.5% del amlodipino circulante está unido a las proteínas plasmáticas.

CONTRAINDICACIONES: El amlodipino está contraindicado en pacientes con sensibilidad conocida a las dihidropiridinas.

RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA: La seguridad de amlodipino en el embarazo humano o la lactancia no ha sido establecida. El amlodipino no demostró toxicidad en estudios de reproducción en animales, más que retraso del parto y trabajo de parto prolongado en ratas, con dosificaciones 50 veces mayores a las máximas recomendadas en humanos. De acuerdo con esto, su uso durante el embarazo sólo se recomienda cuando no haya una alternativa más segura y cuando la enfermedad por sí misma conlleve riesgos elevados para la madre y el feto.

REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS: El amlodipino es bien tolerado. En estudios clínicos controlados usando placebo, que incluyeron pacientes con hipertensión o angina, los efectos secundarios más comúnmente observados fueron: cefaleas, edema, fatiga, somnolencia, náuseas, dolor abdominal, bochorno, palpitaciones y mareos.

Otros efectos adversos observados con poca frecuencia, incluyen prurito, rash, disnea, astenia, calambres musculares, dispepsia, hiperplasia gingival y rara vez eritema multiforme. Al igual que lo que sucede con otros calcio antagonistas, se han comunicado en raras ocasiones los siguientes efectos adversos que no pueden distinguirse de la historia natural de la enfermedad principal: infarto del miocardio, arritmias (entre las que se incluyen la taquicardia ventricular y la fibrilación auricular) y dolor torácico.


PRECAUCIONES EN RELACIÓN CON EFECTOS DE CARCINOGÉNESIS, MUTAGÉNESIS, TERATOGÉNESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD:

Uso en insuficiencia renal: El amlodipino es ampliamente metabolizado a metabolitos inactivos, excretándose 10% sin cambios en la orina.

Los cambios en las concentraciones plasmáticas de amlodipino no se correlacionan con el grado de insuficiencia renal. El amlodipino puede ser usado en estos pacientes a las dosis normales. El amlodipino no es dializable.

Uso en pacientes con daño de la función hepática: Como sucede con otros calcio antagonistas, la vida media de amlodipino se prolonga en pacientes con insuficiencia hepática y no se han establecido las recomendaciones de dosis en ellos, por lo que la droga deberá ser administrada con precaución en estos pacientes.

Uso en geriatría: El tiempo para alcanzar las concentraciones plasmáticas pico del amlodipino es similar en los individuos jóvenes y en los ancianos. En los pacientes ancianos, el aclaramiento del amlodipino tiende a disminuir, lo que resulta en incrementos en el Área Bajo la Curva (ABC) y en la vida media de eliminación.

El amlodipino usado en dosis similares en los ancianos o jóvenes, es igualmente bien tolerado. De aquí que se recomienden los regímenes de dosificación normales.

Efectos de carcinogénesis, mutagénesis, teratogénesis y sobre la fertilidad: Se han llevado a cabo estudios de toxicidad subaguda y crónica en ratas y conejos. El amlodipino no mostró un potencial teratogénico, mutagénico o carcinogénico. Los estudios de reproducción no revelaron deterioro de la fertilidad en animales.

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO: El amlodipino ha sido administrado con seguridad con diuréticos tiacídicos, bloqueadores ß, inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina, nitratos de larga acción, nitroglicerina sublingual, antiinflamatorios no esteroideos, antibióticos e hipoglucemiantes orales.

Algunos estudios han indicado que la coadministración de amlodipino con digoxina no altera los niveles séricos de digoxina o su depuración renal, en voluntarios normales, y que la coadministración de cimetidina no altera la farmacocinética del amlodipino.

Los datos obtenidos de estudios in vitro con plasma humano, indican que el amlodipino no tiene efecto en la unión a proteínas de las drogas estudiadas (digoxina, fenitoina, warfarina o indometacina).

En voluntarios sanos del sexo masculino, la coadministración de amlodipino no modificó significativamente el efecto de la warfarina sobre el tiempo de protrombina.

Un estudio con ciclosporina demostró que amlodipino no modifica significativamente la farmacocinética de esta droga.

ALTERACIONES EN LOS RESULTADOS DE PRUEBAS DE LABORATORIO: No ha sido observado un patrón de anormalidades en los exámenes de laboratorio con significado clínico atribuible al amlodipino.

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN: Oral.

Tanto para la hipertensión como para la angina, la dosis inicial habitual es de 5 mg de amlodipino una vez al día por vía oral, la cual puede ser incrementada a una dosis máxima de 10 mg al día dependiendo de la respuesta individual.

No se requieren ajusten en la dosis de amlodipino cuando se administra con diuréticos tiacídicos, bloqueadores beta e inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina, en forma concomitante.

MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL: La experiencia de sobredosis intencionales en humanos es limitada. El lavado gástrico podría ser valioso en algunos casos. Los datos disponibles sugieren que una gran sobredosis podría resultar en una vasodilatación periférica excesiva, con subsecuente hipotensión sistémica prolongada. La hipotensión clínicamente significativa debida a una sobredosis de amlodipino, requiere un soporte cardiovascular activo, incluyendo la frecuente vigilancia de la función cardiaca y respiratoria, elevación de las extremidades y atención al volumen circulante y la diuresis.

Un vasoconstrictor podría ser útil para restaurar el tono vascular y la presión arterial, siempre y cuando no haya contraindicación para su uso. El gluconato de calcio intravenoso podría ser de beneficio para revertir los efectos del bloqueo de los canales de calcio.

Dado que el amlodipino se une fuertemente a las proteínas, la diálisis no parecería ofrecer un beneficio.

PRESENTACIONES:

Caja con 10 tabletas de 5 mg.

Caja con 30 tabletas de 5 mg.

Caja con 60 tabletas de 5 mg.

RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO:

Consérvese a temperatura ambiente, a no más de 30°C y en lugar seco.

LEYENDAS DE PROTECCIÓN:

Su venta requiere receta médica. No se deje al alcance de los niños. No se use en el embarazo ni en mujeres en periodo de lactación. Literatura exclusiva para médicos.

WERMAR PHARMACEUTICALS, S. A. de C. V.

Enrique Martinez González Núm. 200

Col. Santa Ma. la Ribera

06400 México, D. F.

Reg. Núm. 244M2003, SSA IV

FEAR 03390700286/R2003