Esta página emplea tanto cookies propias como de terceros para recopilar información estadística de su navegación por internet y mostrarle publicidad y/o información relacionada con sus gustos. Al navegar por este sitio web usted comprende que accede al empleo de estas cookies.

PLM-Logos
Bandera México
Marca

AZITROCIN MD

Sustancias

AZITROMICINA

Forma Famacéutica y Formulación

Suspensión

Presentación

Frasco(s),2 g,

FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN:

Cada 100 ml de SUSPENSIÓN contienen:

Azitromicina dihidratada equivalente a 2.0 g
de azitromicina

Vehículo, c.b.p. 100 ml.

INDICACIONES TERAPÉUTICAS: La azitromicina está indicada para el tratamiento de infecciones causadas por patógenos sensibles en infecciones del tracto respiratorio inferior, incluyendo bronquitis y neumonía, en infecciones odontoestomatológicas, en infecciones de piel y tejidos blandos, en otitis media aguda y en infecciones de las vías respiratorias superiores, incluyendo sinusitis y faringitis/amigdalitis. La penicilina es generalmente el medicamento de elección en el tratamiento de la faringitis causada por Streptococcus pyogenes, incluyendo la profilaxis de fiebre reumática. La azitromicina, en general, es efectiva para erradicar los estreptococos de la orofaringe, no obstante, hoy en día, no existen datos que establezcan la eficacia de la azitromicina y la prevención subsecuente de fiebre reumática.

En enfermedades de transmisión sexual en hombres y mujeres, la azitromicina está indicada para el tratamiento de infecciones genitales no complicadas causadas por Chlamydia trachomatis.

También está indicada en el tratamiento del chancroide causado por Haemophilus ducreyi y de la infección genital no complicada causada por Neisseria gonorrhoeae no multirresistente; se debe excluir la infección concurrente por Treponema pallidum.

La azitromicina está indicada, ya sea sola o en combinación con rifabutina, para profilaxis contra la infección causada por el complejo Mycobacterium avium intracelular (MAC, por sus siglas en inglés), un tipo de infección oportunística prevalente en pacientes con virus de inmunodeficiencia humana (VIH) en etapa avanzada.

FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA:

Grupo farmacoterapéutico: macrólidos, código ATC J01FA.

La azitromicina es el primer agente de una subclase de antibióticos macrólidos conocidos como azálidos, y es químicamente diferente a la eritromicina.

Químicamente, se obtiene a través de la inclusión de un átomo de nitrógeno en el anillo de lactona de la eritromicina A. El nombre químico de la azitromicina es 9-deoxi-9a-aza-9a-metil-9a-homoeritromicina A. El peso molecular es 749.0.

El modo de acción de la azitromicina es la inhibición de la síntesis de proteínas en las bacterias mediante la fijación a la subunidad ribosómica 50s y evitando la translocación de péptidos.

La azitromicina demuestra actividad in vitro frente a un amplio rango de bacterias, incluyendo:

Bacterias aerobias grampositivas: Staphylococcus aureus, Streptococcus pyogenes (estreptococos ß-hemolíticos del grupo A), Streptococcus pneumoniae, estreptococos a-hemolíticos (grupo Viridans), otros estreptococos y Corynebacterium diphtheriae. La azitromicina muestra resistencia cruzada con cepas grampositivas resistentes a eritromicina, incluyendo Streptococcus faecalis (enterococos) y con la mayoría de las cepas de estafilococos resistentes a la meticilina.

Bacterias aerobias gramnegativas: Haemophilus influenzae, Haemophilus parainfluenzae, Moraxella catarrhalis, Acinetobacter spp., Yersinia spp., Legionella pneumophila, Bordetella pertussis, Bordetella parapertussis, Shigella spp., Pasteurella spp., Vibrio cholerae y V. parahaemolyticus y Plesiomonas shigelloides.

La actividad frente a Escherichia coli, Salmonella enteritidis, Salmonella typhi, Enterobacter spp, Aeromonas hydrophila y Klebsiella spp, es variable y se deben realizar pruebas de sensibilidad. Proteus spp, Serratia spp, Morganella spp, y Pseudomonas aeruginosa generalmente son resistentes.

Bacterias anaerobias: Bacteroides fragilis y Bacteroides spp, Clostridium perfringens, Peptococcus spp., y Peptostreptococcus spp., Fusobacterium necrophorum y Propionibacterium acnes.

Patógenos de enfermedades de transmisión sexual: La azitromicina es activa frente a Chlamydia trachomatis y también tiene una buena actividad contra Treponema pallidum, Neisseria gonorrhoeae y Haemophilus ducreyi.

Otros patógenos: Borrelia burgdorferi (agente de la enfermedad de Lyme), Chlamydphila pneumoniae, Mycoplasma pneumoniae, Mycoplasma hominis, Ureaplasma urealyticum, Campylobacter spp., y Listeria monocytogenes.

Patógenos oportunísticos asociados con infecciones por el VIH: Complejo Mycobacterium avium intracelular, Pneumocystis jiroveci (antes P. carinii) y Toxoplasma gondii.

Mecanismo de resistencia: Existen dos factores predominantes determinantes de resistencia en aislamientos clínicos de Streptococcus pneumoniae y de Streptococcus pyogenes: mef y erm. El gen mef codifica una bomba de eflujo que media la resistencia solamente para macrólidos con 14 y 15 átomos. El gen mef también se ha descrito en una variedad de otras especies. El gen erm codifica a la metiltransferasa de la fracción 23S-rARN que añade grupos metilo a la adenina 2058 del 23S rARN (sistema de numeración del rARN de E. coli). El nucleótido metilado está en el dominio V y se sabe que interactúa con las lincosamidas y la estreptogramina B, además de con los macrólidos, dando como resultado un fenotipo conocido como resistencia MLSb. Los genes rm(B) y erm(A) se encuentran en aislamientos clínicos de S. pneumoniae y de S. pyogenes.

La bomba AcrAB-TolC en Haemophilus influenzae es responsable de los altos niveles innatos de las CIM para los macrólidos.

En aislamientos clínicos, las mutaciones en la fracción 23S del rARN, específicamente en los nucleótidos 2057-2059 ó 2611 en el dominio V, o las mutaciones en las proteínas ribosómicas L4 ó L22 son poco comunes.

Puntos de corte: Los puntos de corte de la CIM (µg/ml) recomendados para la azitromicina (recomendación del NCCLS) son:

Haemophilus spp.: S £ 4 sin una recomendación de un punto de corte para resistencia*.

Estreptococos, incluyendo S. pneumoniae y S. pyogenes: S £ 0.5, R ? 2.

Sensibilidad bacteriana: La prevalencia de resistencia adquirida puede variar geográficamente y con el tiempo en especies seleccionadas y es deseable contar con información local sobre resistencia, en particular cuando se tratan infecciones graves.

Según sea necesario, se debe buscar la recomendación de expertos cuando la prevalencia local de resistencia sea tal que la utilidad del agente, en al menos algunos tipos de infecciones, sea cuestionable.

Los datos de sensibilidad in vitro no siempre correlacionan con los resultados clínicos.

Especies comúnmente sensibles:

Bacterias grampositivas aerobias:

Staphylococcus aureus, Streptococcus agalactiae, estreptococos (grupos C, F, G) y estreptococos del grupo Viridans.

Bacterias gramnegativas aerobias:

Bordetella pertussis, Haemophilus ducreyi, Haemophilus influenzae*$, Haemophilus parainfluenzae*, Legionella pneumophila, Moraxella catarrhalis* y Neisseria gonorrhoeae.

Otras: Chlamydophila pneumoniae*, Chlamydia trachomatis, Mycoplasma pneumoniae* y Ureaplasma urealyticum.

Especies en las que se ha reportado resistencia adquirida:

Bacterias grampositivas aerobias:

Streptococcus pneumoniae*.

Streptococcus pyogenes*.

Nota: La azitromicina muestra resistencia cruzada con cepas grampositivas resistentes a la eritromicina.

Patógenos inherentemente resistentes:

Enterobacteriaceae.

Pseudomonas spp.

Propiedades farmacodinámicas:

Absorción: Después de su administración oral en humanos, la azitromicina se distribuye ampliamente a través del cuerpo; siendo la biodisponibilidad de aproximadamente 37%. La administración de cápsulas de azitromicina después de una comida cuantiosa reduce la biodisponibilidad al menos 50%. El tiempo para alcanzar los niveles plasmáticos máximos es de 2 a 3 horas.

Distribución: En estudios animales, se han observado concentraciones elevadas de azitromicina en los fagocitos. En modelos experimentales, se liberan mayores concentraciones de azitromicina durante la fagocitosis activa que de los fagocitos no estimulados. En modelos animales, esto provoca que se liberen altas concentraciones de azitromicina en el sitio de la infección.

Estudios farmacocinéticos en humanos han demostrado niveles marcadamente mayores de azitromicina en tejido que en plasma (hasta 50 veces la concentración máxima observada en el plasma), indicando que el medicamento se fija de manera importante al tejido. Las concentraciones en los tejidos blanco, como pulmón, amígdalas y próstata exceden la CIM90 para patógenos probables después de una sola dosis de 500 mg.

Después de la administración oral de dosis diarias de 600 mg de azitromicina, la concentración plasmática máxima promedio (Cmáx.) fue de 0.33 y 0.55 µg/ml el día 1 y 22, respectivamente. Las concentraciones máximas promedio observadas en leucocitos, el principal sitio de infección diseminada causada por MAC, fueron de 252 µg/ml (± 49%) y permanecieron por arriba de 146 µg/ml (± 33%) durante 24 horas en estado estable.

Eliminación: La vida media de eliminación plasmática terminal refleja muy de cerca la vida media de depleción tisular de 2 a 4 días. Alrededor de 12% de una dosis administrada por vía I.V. se excreta en la orina durante 3 días como el fármaco principal, la mayoría en las primeras 24 horas.

* La falta de datos actuales sobre cepas resistentes evita el que se defina cualquier otra categoría que no sea sensible. Si las cepas arrojan resultados de CIM que no sea sensible, éstas deben enviarse a un laboratorio de referencia para hacer más pruebas.

La excreción biliar de la azitromicina es una vía importante de eliminación del medicamento inalterado después de su administración oral. Se han encontrado concentraciones muy altas de medicamento inalterado en la bilis humana, junto con otros 10 metabolitos, formados por N- y O-desmetilación, por hidroxilación de los anillos desosamina y aglicona y por partición del conjugado cladinosa. La comparación de ensayos microbiológicos y de cromatografía líquida de alto rendimiento (HPLC, por sus siglas en inglés) en tejidos sugiere que los metabolitos no participan en la actividad microbiológica de la azitromicina.

Farmacocinética en grupos de pacientes especiales:

Personas de edad avanzada: En voluntarios de edad avanzada (> 65 años), se observaron valores del Área Bajo la Curva (ABC) ligeramente mayores después de la administración de un esquema de 5 días a voluntarios sanos (< 40 años), pero estos no se consideran clínicamente significativos y, por consiguiente, no se recomienda un ajuste en la dosis.

Insuficiencia renal: No se vio afectada la farmacocinética de la azitromicina en sujetos con insuficiencia renal leve a moderada (GFR* 10-80 ml/min) después de la administración de una sola dosis de 1 g de azitromicina de liberación inmediata.

Se observaron diferencias estadísticamente significativas en el ABC0-120 (8.8 µg•h/ml vs. 11.7 µg•h/ml), Cmáx. (1.0 µg/ml vs. 1.6 µg/ml) y CLr (2.3 ml/min/kg vs. 0.2 ml/min/kg) entre el grupo con insuficiencia renal severa (GFR < 10 ml/min) y el grupo con función renal normal.

Insuficiencia hepática: En pacientes con insuficiencia hepática leve (Clase A) a moderada (Clase B), no existe evidencia de un cambio importante en la farmacocinética sérica de la azitromicina en comparación con aquellos con una función hepática normal. En estos pacientes, la depuración urinaria de azitromicina parece aumentar, quizás para compensar la depuración hepática reducida.

CONTRAINDICACIONES: El uso de este producto está contraindicado en pacientes con hipersensibilidad a la azitromicina, la eritromicina y los macrólidos o antibióticos cetólidos.

RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA: Se han realizado estudios de reproducción animal a dosis hasta concentraciones moderada y maternalmente tóxicas. En estos estudios no se encontró evidencia alguna de daño al feto causado por la azitromicina. No obstante, no existen estudios adecuados y bien controlados en mujeres embarazadas. En virtud de que los estudios de reproducción animal no siempre son predictivos de la respuesta en humanos, azitromicina debe usarse durante el embarazo sólo cuando sea estrictamente necesario.

No existen datos sobre excreción en la leche materna. En virtud de que muchos medicamentos se excretan en la leche materna, azitromicina no debe usarse en el tratamiento de una mujer lactando a menos que el médico considere que los beneficios potenciales justifican los riesgos potenciales para el lactante.

REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS: La azitromicina es bien tolerada y con una baja incidencia de efectos colaterales.

Se han reportado los siguientes efectos indeseables en estudios clínicos:

Trastornos sanguíneos y del sistema linfático: Se han observado ocasionalmente episodios transitorios de neutropenia leve en estudios clínicos, aunque no se ha establecido una relación causal con la azitromicina.

Trastornos del oído y laberinto: Se ha reportado alteración de la audición (incluyendo pérdida de la audición, sordera y/o tinnitus) en algunos pacientes a quienes se les administró azitromicina. Muchos de estos casos se han asociado con el uso prolongado de dosis altas en estudios de investigación. En los casos en los que se contó con información de seguimiento, la mayoría de estos eventos fueron reversibles.

Trastornos gastrointestinales: Náuseas, vómito, diarrea, heces de consistencia suelta, malestar abdominal (dolor/calambres) y flatulencias.

Trastornos hepatobiliares: Función hepática anormal.

Trastornos de la piel y tejido subcutáneo: Reacciones alérgicas, incluyendo exantema y angioedema.

Trastornos generales y del sitio de administración: Dolor local e inflamación en el sitio de la infusión.

Los siguientes efectos adversos se han reportado en asociación con estudios clínicos de profilaxis y tratamiento de infección causada por DMAC:

Las reacciones adversas más frecuentes (> 5% en cualquier grupo de tratamiento) en pacientes infectados por el VIH que recibieron azitromicina para profilaxis para DMAC fueron diarrea, dolor abdominal, náuseas, heces de consistencia suelta, flatulencias, vómito, dispepsia, exantema, prurito, cefalea y artralgia.

Cuando se administra azitromicina 600 mg al día para el tratamiento de DMAC durante periodos prolongados, los efectos colaterales relacionados con el tratamiento reportado con mayor frecuencia son dolor abdominal, náusea, vómito, diarrea, flatulencia, cefalea, visión anormal y alteración auditiva.

En la experiencia posterior a la comercialización, se han reportado los siguientes efectos indeseables adicionales:

Infecciones e infestaciones: Moniliasis y vaginitis.

Trastornos de la sangre y del sistema linfático: Trombocitopenia.

Trastornos del sistema inmune: Anafilaxia (rara vez fatal) (véase Precauciones generales).

Trastornos metabólicos y nutricionales: Anorexia.

Trastornos psiquiátricos: Reacción agresiva, nerviosismo, agitación y ansiedad.

Trastornos del sistema nervioso: Mareo, convulsiones (como se observa con otros macrólidos), cefalea, hiperactividad, hipoestesia, parestesia, somnolencia y síncope. Ha habido pocos reportes de trastorno y/o pérdida del gusto/olfato. Sin embargo, no se ha establecido una relación causal.

Trastornos del oído y laberinto: Vértigo.

Trastornos cardiacos: Se han reportado palpitaciones y arritmias, incluyendo taquicardia ventricular (como se observa con otros macrólidos).

Ha habido algunos reportes de prolongación del intervalo QT y de taquicardia ventricular helicoidal. No se ha establecido una relación causal entre la azitromicina y estos efectos (véase Precauciones generales).

Trastornos vasculares: Hipotensión.

Trastornos gastrointestinales: Vómito/diarrea (rara vez dando como resultado deshidratación), dispepsia, estreñimiento, colitis pseudomembranosa, pancreatitis y pocos reportes de decoloración de la lengua.

Trastornos hepatobiliares: Se ha reportado hepatitis e ictericia colestásica, así como casos poco frecuentes de necrosis hepática e insuficiencia hepática, que rara vez han resultado en muerte. No obstante, no se ha establecido una relación causal.

Trastornos de la piel y tejido subcutáneo: Reacciones alérgicas, incluyendo prurito, exantema, fotosensibilidad, edema, urticaria y angioedema. Rara vez se han reportado reacciones de la piel graves, incluyendo eritema multiforme, síndrome de Stevens-Johnson y necrólisis epidérmica tóxica.

Trastornos musculoesqueléticos y del tejido conjuntivo: Artralgia.

Trastornos renales y urinarios: Nefritis intersticial e insuficiencia renal aguda.

Trastornos generales y del sitio de administración: Se ha reportado astenia, aunque no se ha establecido una relación causal; fatiga y malestar.


PRECAUCIONES EN RELACIÓN CON EFECTOS DE CARCINOGÉNESIS, MUTAGÉNESIS, TERATOGÉNESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD: La fosfolipidosis (acumulación intracelular de fosfolípidos) ha sido observada en varios tejidos (por ejemplo, ojo, raíces dorsales de la médula espinal, ganglios linfáticos, hígado, vesícula, pulmón, bazo y/o páncreas) de ratones, ratas y perros a los que se les dio múltiples dosis de azitromicin. La fosfolipidosis se ha observado del mismo modo en los tejidos de perros y ratas recién nacidos.

Este efecto se ha observado que revierte después de que se deja de administrar la azitromicina. Este efecto se ha mostrado después del cese del tratamiento. Basado en datos farmacocinéticos, se ha observado fosfolipidosis en ratas (50 mg/kg/dosis día), la concentración máxima observada es de 1.3 µg/ml (1.6 veces observada en Cmáx. de 0.821 µg/ml en dosis de adulto de 2.0 g). De modo similar se ha observado en perros (10 mg/kg/dosis día) en la máxima concentración de suero de 1.0 µg/ml (1.2 veces la Cmáx. observada de 0.821 µg/ml de una dosis de adulto de 2.0 g). Se desconocen los hallazgos significativos en animales y humanos.

Se les recomienda a los pacientes que tomen azitromicina en suspensión de liberación prolongada tomarla con el estómago vacío (por lo menos 1 hora antes o 2 horas después de una comida) (véase Propiedades farmacocinéticas).

Uso en adultos y adolescentes: La dosis recomendada para adultos y adolescentes es una sola dosis de 2.0 g de gránulos de azitromicina de liberación prolongada.

En el caso raro de que un paciente vomite en los 5 minutos siguientes a la administración de los gránulos de azitromicina de liberación prolongada, se deberá tomar una segunda dosis.

Uso en niños: Los gránulos de azitromicina de liberación prolongada no se recomiendan para niños de 12 años o menos.

Uso en individuos de edad avanzada: No es necesario un ajuste de la dosis en pacientes de edad avanzada que requieren de una terapia con azitromicina (véase Farmacocinética y farmacodinamia).

Uso en pacientes con insuficiencia renal: No se recomienda un ajuste de la dosis para los pacientes con insuficiencia renal de leve a moderada (GFR 10-80 ml/min). Debe tenerse precaución cuando se administran gránulos de azitromicina de liberación prolongada a pacientes con insuficiencia renal severa (GFR < 10 ml/min).

Uso en pacientes con insuficiencia hepática: No se ha establecido la farmacocinética de la azitromcina en pacientes con insuficiencia hepática para los gránulos de azitromicina de liberación prolongada. Con base en los estudios con formulaciones de liberación inmediata, no se recomienda un ajuste de la dosis para los pacientes con insuficiencia hepática de leve a moderada. La azitromicina debe usarse con precaución en pacientes con insuficiencia hepática grave.

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO:

Antiácidos: En un estudio farmacocinético que evaluó los efectos de la administración simultánea de un antiácido con azitromicina, no se observó ningún efecto en la biodisponibilidad global, aunque las concentraciones séricas máximas se redujeron aproximadamente 25%. En pacientes que reciben tanto azitromicina como antiácidos, los medicamentos no deben tomarse de manera simultánea.

Cetirizina: En voluntarios sanos, la coadministración de un esquema de 5 días de azitromicina con cetirizina 20 mg en estado estable no provocó una interacción farmacocinética ni cambios significativos en el intervalo QT.

Didanosina (dideoxiinosina): La coadministración de 1,200 mg/día de azitromicina con 400 mg/día de didanosina en 6 sujetos VIH positivos no pareció afectar la farmacocinética en estado estable de didanosina en comparación con placebo.

Digoxina: Se ha reportado que algunos de los antibióticos macrólidos afectan el metabolismo microbiano de la digoxina en el intestino en algunos pacientes. En pacientes que reciben concomitantemente azitromicina, un antibiótico azálido relacionado, y digoxina, se debe considerar la posibilidad de que se incrementen los niveles de digoxina.

Zidovudina: Dosis únicas de 1,000 mg y dosis múltiples de 1,200 ó 600 mg de azitromicina tuvieron poco efecto en la farmacocinética plasmática o en la excreción urinaria de zidovudina o de su metabolito glucurónido. Sin embargo, la administración de azitromicina aumentó las concentraciones de zidovudina fosforilada, el metabolito clínicamente activo, en células mononucleares de sangre periférica. El significado clínico de este hallazgo no es claro, pero puede ser benéfico para los pacientes.

La azitromicina no interactúa de manera significativa con el sistema citocromo P-450 hepático. No se cree que esté sujeto a interacciones medicamentosas farmacocinéticas como se observa con la eritromicina y otros macrólidos. No se observa inducción o inactivación del citocromo P-450 hepático a través del complejo citocromo-metabolito con la azitromicina.

Ergot: Debido a la posibilidad teórica de ergotismo, no se recomienda el uso concurrente de azitromicina con derivados de ergot (véase Precauciones generales).

Se han realizado estudios farmacocinéticos con azitromicina y los siguientes medicamentos que se sabe sufren un metabolismo significativo mediado por el citocromo P-450.

Atorvastatina: La coadministración de atorvastatina (10 mg al día) y azitromicina (500 mg al día) no alteró las concentraciones plasmáticas de atorvastatina (de acuerdo con un ensayo de inhibición de la HMG CoA-reductasa).

Carbamazepina: En un estudio de interacción farmacocinética en voluntarios sanos, no se observó ningún efecto significativo en los niveles plasmáticos de carbamazepina o de su metabolito activo en pacientes que recibieron concomitantemente azitromicina.

Cimetidina: En un estudio farmacocinético que evaluó los efectos de una sola dosis de cimetidina, administrada 2 horas antes de la azitromicina, sobre la farmacocinética de esta última, no se observó ninguna alteración de la farmacocinética de la azitromicina.

Anticoagulantes orales tipo cumarina: En un estudio de interacción farmacocinética, la azitromicina no alteró el efecto anticoagulante de una sola dosis de 15 mg de warfarina administrada a voluntarios sanos. Se han recibido reportes en el periodo posterior a la comercialización de anticoagulación potenciada subsecuente a la coadministración de azitromicina y de anticoagulantes orales tipo cumarina. Aunque no se ha establecido una relación causal, se debe considerar vigilar el tiempo de protrombina cuando se usa azitromicina en pacientes que reciben anticoagulantes orales tipo cumarina.

Ciclosporina: En un estudio farmacocinético en voluntarios sanos a quienes se les administró una dosis oral de 500 mg/día de azitromicina durante 3 días y después una sola dosis oral de 10 mg/kg de ciclosporina, se encontró que la Cmáx. y el ABC0-5 de ciclosporina estaban significativamente elevados. Por lo tanto, se debe tener precaución antes de considerar la administración concurrente de estos medicamentos. Si es necesario coadministrar estos medicamentos, se deben vigilar los niveles de ciclosporina y la dosis debe ajustarse.

Efavirenz: La coadministración de una sola dosis de 600 mg de azitromicina y 400 mg de efavirenz al día durante 7 días no provocó ninguna interacción farmacocinética clínicamente significativa.

Fluconazol: La coadministración de una sola dosis de 1,200 mg de azitromicina no alteró la farmacocinética de una sola dosis de 800 mg de fluconazol. La exposición total y la vida media de azitromicina no se alteraron por la coadministración de fluconazol; sin embargo, se observó una disminución clínicamente insignificante en la Cmáx. (18%) de azitromicina.

Indinavir: La coadministración de una sola dosis de 1,200 mg de azitromicina no tuvo un efecto estadísticamente significativo en la farmacocinética de indinavir administrado en dosis de 800 mg tres veces al día durante 5 días.

Metilprednisolona: En un estudio de interacción farmacocinética en voluntarios sanos, la azitromicina no tuvo un efecto significativo en la farmacocinética de metilprednisolona.

Midazolam: En voluntarios sanos, la coadministración de azitromicina 500 mg/día durante 3 días no provocó cambios clínicamente significativos en la farmacocinética ni en la farmacodinamia de una sola dosis de 15 mg de midazolam.

Nelfinavir: La coadministración de azitromicina (1,200 mg) y nelfinavir en estado estable (750 mg tres veces al día) dio como resultado mayores concentraciones de azitromicina. No se observaron efectos adversos clínicamente significativos y no se requirió un ajuste en la dosis.

Rifabutina: La coadministración de azitromicina y rifabutina no afectó las concentraciones séricas de ninguno de los medicamentos.

Se observó neutropenia en sujetos que recibieron tratamiento concomitante de azitromicina y rifabutina. Aunque la neutropenia se ha asociado con el uso de rifabutina, no se ha establecido una relación causal con la combinación con azitromicina (véase Reacciones secundarias y adversas).

Sildenafil: En voluntarios del género masculino sanos normales, no hubo evidencia de un efecto de la azitromicina (500 mg al día durante 3 días) en el ABC y Cmáx. de sildenafil o de su metabolito circulante mayor.

Terfenadina: Estudios farmacocinéticos no han reportado evidencia de una interacción entre azitromicina y terfenadina. Se han reportado pocos casos en donde no puede excluirse por completo la posibilidad de dicha interacción; no obstante, no hay evidencia específica de que dicha interacción haya ocurrido.

Teofilina: No existe evidencia de una interacción farmacocinética clínicamente significativa cuando se coadministraron azitromicina y teofilina a voluntarios sanos.

Triazolam: En 14 voluntarios sanos, la coadministración de azitromicina 500 mg el día 1 y 250 mg el día 2 con triazolam 0.125 mg el día 2 no tuvo un efecto significativo en ninguna de las variables farmacocinéticas para triazolam en comparación con triazolam y placebo.

Trimetoprim/sulfametoxazol: La coadministración de trimetoprima/sulfametoxazol DS (160/800 mg) durante 7 días con azitromicina 1,200 mg el día 7 no tuvo un efecto significativo en las concentraciones máximas, en la exposición total o en la excreción urinaria ya sea de trimetoprima o de sulfametoxazol. Las concentraciones séricas de azitromicina fueron similares a las observadas en otros estudios.

ALTERACIONES EN LOS RESULTADOS DE PRUEBAS DE LABORATORIO: En sujetos con valores basales normales, fueron reportadas en ensayos clínicos con AZITROCIN MD®, las siguientes anormalidades de laboratorio clínicamente significativas (sin tomar en consideración las interacciones medicamentosas).

Con una incidencia más grande o igual a 1%: Reducción de linfocitos e incremento de eosinófilos, reducción del bicarbonato.

Con una incidencia menor de 1%: Leucopenia, neutropenia, bilirrubina elevada, ASAT, ALAT, BUN, creatinina, alteraciones en el potasio sérico.

PRECAUCIONES GENERALES: Al igual que con la eritromicina y otros macrólidos, rara vez se han reportado reacciones alérgicas graves, incluyendo angioedema y anafilaxia (pocas veces fatal). Algunas de estas reacciones con la azitromicina causaron síntomas recurrentes y requirieron un periodo más prolongado de observación y tratamiento.

En vista de que el hígado es la principal vía de eliminación de la azitromicina, el uso de este medicamento debe hacerse con precaución en pacientes con enfermedad hepática significativa.

En pacientes que reciben derivados de ergot, se ha desarrollado ergotismo por la coadministración de algunos antibióticos macrólidos. No existen datos referentes a la posibilidad de una interacción entre ergot y azitromicina. No obstante, debido a la posibilidad teórica de ergotismo, no debe coadministrarse azitromicina y derivados de ergot.

Al igual que con cualquier antibiótico, se recomienda la observación de signos de sobreinfección con patógenos no sensibles, incluyendo hongos.

Se ha reportado diarrea asociada a Clostridium difficile (CDAD, por sus siglas en inglés) con el uso de casi todos los agentes antibacterianos, incluyendo azitromicina, y puede variar en gravedad desde diarrea leve hasta colitis fatal. El tratamiento con agentes antibacterianos altera la flora normal del colon provocando el sobrecrecimiento de C. difficile.

C. difficile produce toxinas A y B que contribuyen al desarrollo de CDAD. Las cepas de C. difficile que producen hipertoxinas causan una mayor morbilidad y mortalidad, ya que estas infecciones pueden ser refractarias al tratamiento antimicrobiano y pueden requerir de colectomía. Se debe considerar la presencia de CDAD en todos los pacientes que presenten diarrea después del uso de un antibiótico. Es necesario hacer una historia médica cuidadosa, ya que se ha reportado la presencia de CDAD hasta dos meses después de la administración de agentes antibacterianos.

En pacientes con insuficiencia renal severa (GFR < 10 ml/min) se observó un incremento de 33% en la exposición sistémica a azitromicina (véase Propiedades farmacocinéticas).

Precaución en pacientes diabéticos: 5 ml de suspensión reconstituida contienen 3.87 g de sacarosa.

* Especies en las que se ha demostrado eficacia clínica en estudios.

$ Especies con sensibilidad intermedia natural.

* Tasa de filtración glomerular.

Depuración de creatinina.

Debido al contenido de sacarosa (3.87 g/5 ml de suspensión reconstituida), este producto no está indicado para personas con intolerancia a la fructosa (intolerancia a la fructosa hereditaria), mala absorción de glucosa-galactosa o deficiencia de sacarasa-isomaltasa.

Con el tratamiento con otros macrólidos se ha reportado prolongación del intervalo QT y repolarización cardiaca prolongada, siendo esto un riesgo para desarrollar arritmia cardiaca y taquicardia ventricular helicoidal. No se puede descartar por completo un efecto similar con azitromicina en pacientes con mayor riesgo de repolarización cardiaca prolongada.

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN: Se les recomienda a los pacientes que tomen azitromicina en suspensión de liberación prolongada, tomarla con el estómago vacío (por lo menos 1 hora antes o 2 horas después de una comida) (véase Farmacocinética y farmacodinamia).

Uso en adultos y adolescentes: La dosis recomendada para adultos y adolescentes es una sola dosis de 2.0 g de gránulos de azitromicina de liberación prolongada.

En el caso raro de que un paciente vomite en los 5 minutos siguientes a la administración de los gránulos de azitromicina de liberación prolongada, se deberá tomar una segunda dosis.

Uso en niños: Los gránulos de azitromicina de liberación prolongada no se recomiendan para niños de 12 años o menos.

Uso en individuos de edad avanzada: No es necesario un ajuste de la dosis en pacientes de edad avanzada que requieren de una terapia con azitromicina (véase Farmacocinética y farmacodinamia).

Uso en pacientes con insuficiencia renal: No se recomienda un ajuste de la dosis para los pacientes con insuficiencia renal de leve a moderada (GFR 10-80 ml/min). Debe tenerse precaución cuando se administran gránulos de azitromicina de liberación prolongada a pacientes con insuficiencia renal severa (GFR < 10 ml/min).

Uso en pacientes con insuficiencia hepática: No se ha establecido la farmacocinética de la azitromcina en pacientes con insuficiencia hepática para los gránulos de azitromicina de liberación prolongada. Con base en los estudios con formulaciones de liberación inmediata, no se recomienda un ajuste de la dosis para los pacientes con insuficiencia hepática de leve a moderada. La azitromicina debe usarse con precaución en pacientes con insuficiencia hepática grave.

MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL: Los eventos adversos experimentados con dosis mayores a las recomendadas fueron similares a los observados con dosis normales. En el caso de sobredosis, se deben emplear medidas de apoyo y sintomáticas generales.

PRESENTACIÓN: AZITROCIN MD® se suministra en frascos que contienen 2.0 g de azitromicina (como dihidrato), y se reconstituye con 60 ml de agua.

RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO: Consérvese a temperatura ambiente a no mas de 30°C.

LEYENDAS DE PROTECCIÓN:

Su venta requiere receta médica. No se deje al alcance de los niños. Literatura exclusiva para médicos. No se administre en el embarazo y lactancia. Agítese antes de usarse

PFIZER, S. A. de C. V.

Reg. Núm. 580M2005, SSA

BEAR-083300415D0123/RM2009