Esta página emplea tanto cookies propias como de terceros para recopilar información estadística de su navegación por internet y mostrarle publicidad y/o información relacionada con sus gustos. Al navegar por este sitio web usted comprende que accede al empleo de estas cookies.

PLM-Logos
Bandera México
LARITOL D Jarabe
Marca

LARITOL D

Sustancias

FENILEFRINA, LORATADINA

Forma Famacéutica y Formulación

Jarabe

FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN:

Cada 100 ml de JARABE contienen:

Infantil

Adulto

Loratadina

0.050 g

0.100 g

Clorhidrato de fenilefrina

0.100 g

0.200 g

Vehículo, c.b.p. 100.0 ml.

INDICACIONES TERAPÉUTICAS: Antihistamínico y descongestivo nasal.

LARITOL* D Jarabe está indicado para el alivio de los síntomas asociados con la rinitis alérgica congestión nasal estornudos rinorrea lagrimeo y prurito.

LARITOL* D Jarabe se recomienda cuando se desea tener el efecto antihistamínico de la loratadina y la acción descongestiva del clorhidrato de fenilefrina.

FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA EN HUMANOS: La loratadina, es un antihistamínico de larga acción, con poca penetración en el sistema nervioso central, sólo posee una débil afinidad por los receptores alfa 1 adrenérgicos o colinérgicos. La droga se absorbe rápidamente a nivel digestivo, con una concentración plasmática relacionada en forma directa con la dosis administrada. La descarboetoxiloratadina (DCL) es el metabolito farmacológicamente activo principal de la droga. La rápida absorción de loratadina y la rápida formación de DCL están en coincidencia con el rápido comienzo de acción del fármaco. La desaparición de la droga a nivel plasmático ocurre en una forma bifásica con t½ de 1.02 y 3.8 horas para loratadina y DCL, respectivamente. La concentración de loratadina y de DCL en leche materna está en relación directa con las concentraciones plasmáticas y los datos parecen indicar que, luego de una única dosis de loratadina, la misma aparece en leche entre las 8 horas posteriores.

Se supone que el mecanismo de pasaje es por difusión pasiva, aunque la cantidad total de loratadina y DCL excretada por leche es mínima. Así, después de 48 horas, sólo el 0.029% de la loratadina total y de la DCL se excretó por leche materna. La t½ para loratadina y DCL fueron de 8 a 11 y de 17 a 24 horas, respectivamente. La loratadina se transforma rápidamente en los humanos. Los estudios de cromatografía en orina demostraron sólo pequeñas fracciones del fármaco en orina, siendo la mayor parte aparentemente hidroxi-DCL. En pacientes con insuficiencia renal grave y en hemodiálisis no se observaron diferencias significativas en la absorción de loratadina y en la formación de DCL. El tiempo medio de eliminación se vio incrementado en sujetos con hepatopatía alcohólica, aunque no en forma significativa. Algunos estudios que investigaron la influencia de la edad sobre la farmacocinética de la droga, parecen indicar que en la población geriátrica, el tiempo de eliminación después de una única dosis de loratadina de 40 mg por vía oral, es ligeramente superior al que se observa en personas de menor edad. Por lo tanto, se observó una tendencia a menor depuración de la droga en ancianos. Estas diferencias, sin embargo, no parecen ser de importancia desde el punto de vista clínico.

La fenilefrina es un agonista adrenérgico a-1 selectivo a lo cual se deben sus efectos simpaticomiméticos siendo en este caso un vasoconstrictor de acción directa que administrado por vía oral es absorbido fácilmente, pero experimenta un extenso metabolismo de primer paso. Su biodisponibilidad es cerca del 38%. Es metabolizada por la conjugación con el sulfato y el ácido glucurónico y por de aminación oxidativa al ácido m-hidroximandélico (MHMA) y al m-hidroxifenilglicol (MHPG). Cerca del 80% de una dosis oral se excreta en la orina en 24 horas, principalmente como la conjugación de sulfato del fenilefrina y MHPG; cerca de 30% de una dosis se excreta como MHMA sin conjugar.

CONTRAINDICACIONES: LARITOL* D Jarabe está contraindicado en pacientes que han demostrado sensibilidad o idiosincrasia a sus componentes a agentes adrenérgicos y a otros fármacos de estructura química similar. LARITOL* D Jarabe también está contraindicado en pacientes bajo tratamiento con inhibidores de la MAO o dentro de los catorce días de haber suspendido su administración y en pacientes con glaucoma de ángulo estrecho retención urinaria hipertensión grave, enfermedad de arterias coronarias e hipertiroidismo.

Este producto está contraindicado durante el embarazo y la lactancia.

RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA: No se recomienda el uso de LARITOL* D Jarabe durante el embarazo y la lactancia.

La fenilefrina está catalogada en el nivel de riesgo 1, que puede provocar efectos adversos leves sobre la lactancia o el lactante, o se han comunicado los mismos, o no hay datos publicados, pero las características físico-químicas y farmacocinéticas de absorción, distribución y de eliminación del producto hacen muy poco probable la aparición de efectos adversos, es un producto moderadamente seguro, hay que considerar las dosis, los horarios, el tiempo de administración, la edad del lactante, etcétera y realizar un seguimiento del mismo.

Hasta la fecha ningún dato publicado existe en la seguridad del uso de loratadina en embarazo.

REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS: La incidencia de efectos adversos informados más frecuentemente con loratadina incluyen fatiga, cefalea, somnolencia, boca seca, náusea, gastritis, erupción cutánea.

Los simpaticomiméticos pueden producir una gran variedad de efectos adversos, semejándose al efecto de estimulación excesiva del sistema nervioso simpático. Estos efectos son mediados por los diversos tipos de receptores adrenérgicos, y los efectos individuales de cada droga dependen en su gran mayoría de su actividad relativa en los diversos receptores, así como en la respuesta homeostática del cuerpo. Mientras que muchos simpaticomiméticos son selectivos para ciertos receptores específicamente, esto dependiendo de la dosis. Los efectos centrales pueden presentarse e incluir ansiedad, miedo, nerviosismo, insomnio, confusión, irritabilidad, dolor de cabeza, y estados psicóticos; la disnea, debilidad, anorexia, náusea, y el vómito, son también comunes. Aunque algunos simpaticomiméticos tienen efectos directos, otros no cruzan la barrera hematoencefálica y sus efectos centrales aparecen como una respuesta somática.

Los efectos nocivos más importantes de los simpaticomiméticos son los que afectan al sistema cardiovascular. Las palpitaciones, taquicardia, y las arritmias resultan principalmente del estímulo de receptores beta cardiacos, habiendo también un aumento en la contractilidad y pudiendo dar lugar a una angina o paro cardiaco.

Los efectos sobre los vasos sanguíneos dependen del efecto relativo de los receptores alfa y beta, puesto que la mayoría de los vasos sanguíneos tienen ambos. El estímulo de los receptores alfa produce vasoconstricción, con la hipertensión resultante, y esto puede conducir a una hemorragia cerebral o edema pulmonar, particularmente en la sobredosificación. Puede también haber bradicardia refleja. En forma inversa con hipotensión, vértigos, y desmayos, debido a la vasodilatación inducida por los receptores beta2 pudiendo contribuir a la taquicardia.

La vasoconstricción mediada por receptores alfa, causa extremidades frías, puesto que los vasos sanguíneos que irrigan la piel y la mucosa tienen solamente estos receptores; lo cual puede conducir a la gangrena, particularmente cuando el simpaticomimético se infiltra en los dedos. La extravasación de igual forma, puede ocasionar necrosis tisular.

Otros efectos incluyen midriasis, dificultad en la micción y retención urinaria, piloerección, diaforesis, y salivación creciente, resultan del estímulo alfa1. El temblor de la hipocaliemia y del músculo puede ocurrir como resultado del estímulo beta2, aunque el temblor puede también ocurrir como respuesta somática. Los efectos sobre el útero son complejos y dependen de la etapa del ciclo menstrual; el trabajo se puede inhibir por el estímulo beta2. La hiperglucemia puede ocurrir debido a los efectos metabólicos complejos, así como también la acidosis láctica.


PRECAUCIONES EN RELACIÓN CON EFECTOS DE CARCINOGÉNESIS, MUTAGÉNESIS, TERATOGÉNESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD: El análisis de datos recolectados por el registro médico sueco de nacimientos entre 1994 y 2001 revelaron 15 casos de hipospadias entre una cohorte de 2,780 recién nacidos expuestos a loratadina durante el primer trimestre del embarazo. Los autores observaron que el riesgo individual para tener un infante con hipospadias después del uso del loratadina son pequeños (menos del 1%) y el riesgo atributivo de casos adicionales en la población es bajo. El centro para el control y la prevención de la enfermedad de EEUU, también ha analizado esos datos en el estudio nacional de prevención de los defectos de nacimiento donde no encontraron ningún aumento en el riesgo de hipospadias de segundo o tercer grado en los infantes de las mujeres que utilizaron loratadina durante el embarazo. Además, un estudio multicéntrico realizado en 161 mujeres que tomaron una dosis media de loratadina 10 mg en el primer trimestre del embarazo sugirió que su uso no fue asociado a un riesgo significativo en malformaciones congénitas importantes.

Con fenilefrina los resultados son contradictorios. El collaborative perinatal project (CPP) y un estudio de casos y controles encontraron una asociación entre la exposición a la droga y la aparición de malformaciones congénitas, hallazgo que no se confirmó en un estudio retrospectivo ni en dos trabajos de casos y controles.

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO: Según las mediciones hechas a través de estudios del desempeño psicomotor, loratadina no causa potenciación cuando se administra concomitantemente con alcohol. Loratadina es metabolizada por las isoenzimas CYP3A4 y CYP2D6 del citocromo P-450. Por lo tanto, el uso con otras drogas que inhiban o sean metabolizadas por estas enzimas hepáticas puede dar lugar a cambios en concentraciones plasmáticas de las mismas y posiblemente, efectos nocivos. Las drogas sabidas para inhibir una u otra de estas enzimas incluyen cimetidina, eritromicina, ketoconazol, quinidina, fluconazol y fluoxetina.

Cuando se administran agentes simpaticomiméticos a pacientes que reciben inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAO) pueden ocurrir reacciones hipertensivas incluso crisis hipertensivas. Los efectos antihipertensivos de metildopa, mecamilamina, reserpina y alcaloides derivados del veratro pueden ser reducidos por los compuestos simpaticomiméticos.

ALTERACIONES EN LOS RESULTADOS DE PRUEBAS DE LABORATORIO: Se debe suspender la administración de agentes antihistamínicos aproximadamente cuatro días antes de realizar procedimientos de pruebas cutáneas, ya que estos fármacos pueden impedir o disminuir las reacciones que de otro modo serían positivas a los indicadores de reactividad dérmica.

PRECAUCIONES GENERALES: Los medicamentos simpaticomiméticos se deben utilizar con precaución en pacientes con problemas cardiovasculares, puesto que pueden tener una susceptibilidad creciente a sus efectos. El cuidado en particular se necesita en pacientes con arritmias cardiacas, enfermedad cardiaca isquémica, o hipertensión arterial. Todo simpaticomimético se debe evitar generalmente en la hipertensión severa, aunque los agonistas alfa son particularmente peligrosos; deben también ser utilizados con precaución en pacientes con enfermedad vascular obstructiva que están en el riesgo creciente de isquemia periférica.

Los simpaticomiméticos se deben evitar en pacientes con feocromocitoma. Así como también en pacientes con hipertiroidismo, que puede derivar en el riesgo creciente de efectos sobre el corazón; las concentraciones elevadas de la hormona de tiroides pueden también realzar la sensibilidad del adrenoceptor. Los diabéticos y los pacientes mayores tienen una alta incidencia de enfermedad aterosclerotica y pueden también estar en un riesgo más alto; los efectos de los simpaticomimeticos en la glucosa de la sangre deben también ser considerados.

Los agonistas alfa en detalle, se deben utilizar con precaución en glaucoma de ángulo estrecho, así como también en pacientes con enfermedad de la próstata, pueden estar en riesgo creciente de retención urinaria. Los simpaticomiméticos con efectos vasoconstrictores pueden reducir la perfusión placentaria y se deben evitar en embarazo.

En pacientes de 60 años o mayores también es más probable que los simpaticomiméticos causen reacciones adversas como confusión alucinaciones convulsiones depresión del SNC y muerte. Por lo tanto, debe procederse con cautela cuando se administre LARITOL* D Jarabe en pacientes ancianos. En los pacientes con insuficiencia hepática se debe administrar inicialmente una dosis menor ya que éstos pueden tener una depuración de loratadina más lenta; se recomienda como dosis inicial la mitad de la dosis recomendada.

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN: Oral.

La dosis recomendada de LARITOL* D Jarabe es:

Niños de 2 a 5 años de edad: ½ cucharadita (2.5 ml) cada 12 horas (dos veces al día).

Niños de 6 a 8 años de edad: Una cucharadita (5.0 ml) cada 12 horas (dos veces al día).

Adultos y niños mayores de 6 años (= 30 kg de peso corporal):

1 cucharadita (5 ml) cada 12 horas.

No administrar más de 2 veces al día.

MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL: En caso de una sobredosis debe iniciarse inmediatamente el tratamiento sintomático general y coadyuvante que debe mantenerse durante todo el tiempo necesario.

Manifestaciones: Pueden variar desde depresión del SNC (sedación, apnea, disminución de la agudeza mental, cianosis, coma, colapso cardiovascular) a estímulo (insomnio, alucinaciones, temblores o convulsiones) a muerte. Otros signos y síntomas pueden incluir euforia, excitación, taquicardia, palpitaciones, sed, sudación, náuseas, mareos, tinnitus, ataxia, visión borrosa e hiper o hipotensión. El riesgo de estímulo es más probable en niños como también lo son los signos y síntomas similares a los producidos por la atropina (boca seca, pupilas fijas y dilatadas, rubores, hipertermia y síntomas gastrointestinales). A dosis elevadas los medicamentos simpaticomiméticos pueden producir mareos cefalalgia, náusea, vómitos, sudación, sed, taquicardia, dolor precordial, palpitaciones, dificultades de la micción, debilidad y tensión musculares, ansiedad, inquietud e insomnio.

Muchos pacientes pueden presentar una psicosis tóxica con ilusiones y alucinaciones. Algunos pueden desarrollar arritmias cardiacas, colapso circulatorio, convulsiones, coma e insuficiencia respiratoria.

Tratamiento: Se deben considerar medidas convencionales para eliminar el fármaco no absorbido en el estómago como la administración de carbón activado en forma de suspensión espesa en agua. Debe considerarse efectuar lavado gástrico. La solución salina fisiológica es el vehículo de elección para el lavado gástrico especialmente en niños. En adultos puede usarse agua corriente; sin embargo, antes de proceder a la siguiente instilación debe extraerse el mayor volumen posible de líquido administrado previamente.

Los catárticos salinos atraen agua dentro del intestino por ósmosis, y por lo tanto, pueden ser valiosos por su rápida acción diluyente del contenido intestinal. La loratadina no se depura por hemodiálisis en grado alguno apreciable. No se sabe si la loratadina puede ser eliminada por diálisis peritoneal. Después de administrar tratamiento de urgencia se debe mantener al paciente bajo vigilancia médica.

El tratamiento de los signos y síntomas de sobredosis es sintomático y coadyuvante. No se deben usar agentes estimulantes (analépticos). Pueden usarse vasoconstrictores para el tratamiento de la hipotensión. Los barbitúricos de acción corta, diazepam o paraldehído, pueden administrarse para controlar las convulsiones.

La hiperpirexia especialmente en los niños puede necesitar tratamiento con baños de esponja con agua tibia o con una manta hipotérmica. La apnea se trata con ventilación mecánica asistida.

PRESENTACIONES: Caja con frasco con 60 y 120 ml y medida dosificadora.

RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO: Consérvese el frasco bien tapado a temperatura ambiente a no más de 30ºC.

LEYENDAS DE PROTECCIÓN:

Este medicamento contiene un antihistamínico. No debe administrarse durante el embarazo y la lactancia. Su venta requiere receta médica.

Bibliografía:

“Loratadina: revisión preliminar de sus propiedades farmacodinámicas y de su eficacia terapéutica”. Clissold S, Sorkin E, Goa K. Drugs. 37: 42-57, 1989.

Martindale. The complete drug reference. Loratadine date of monograph revision. 15-Dec-1997; 18-May-1998; 13-Aug-1999; 14-Nov-2001; 08-Apr-2004; (last modified: 04-Mar-2006).

Fetal safety of loratadine use in the first trimester of pregnancy: a multicenter study. Moretti ME, Caprara D, Coutinho CJ, Bar-Oz B, Berkovitch M, Addis A, Jovanovski E, Schuler-Faccini L, Koren G. J allergy clin immunol. 2003 Mar. 111(3):479-83.

Evaluation of an association between loratadine and hypospadias-United States, 1997-2001.

Centers for disease control and prevention (CDC). MMWR Morb mortal wkly rep. 2004 Mar, 19;53(10):219-21.

Antihistamínicos. Alfredo Gasca Aguilar, Blanca del Río Navarro, Juan J Luis Sienra Monje. Rev Alerg. México Vol XLIII. Núm. 2. Mar-Abr. 1996.

Control de los síntomas nasales crónicos. Tratamiento destinado a los factores subyacentes. Chrostowski D, Pongracic J. Postgraduate medicine. 111(6): 77-95, 2002.

Loratadina: revisión preliminar de sus propiedades farmacodinámicas y de su eficacia terapéutica. Clissold S, Sorkin E, Goa K. Drugs. 37: 42-57, 1989.

Martindale. The complete Ddrug Rreference. Sympathomimetics Drugd nomenclature.Date of monograph revision. 7-Nov-2005; (last modified: 04-Mar-2006). Adverse effects.

Martindale. The complete drug reference nasal congestion. Taverner D, et al. Nasal decongestants for the common cold. Available in the cochrane database of systematic reviews; Issue 3. Chichester: John Wiley; 2004 (accessed 04/07/05). PubMed.

Clarke’s analysis of drugs and poisons. Phenylephrine.Sympathomimetic.

London: Pharmaceutical Press. Electronic version, 2006.

Tratamiento de la rinitis alérgica durante el embarazo. Consideraciones sobre seguridad. Mazzotta P. Loebstein R, Koren G. Drug Safety. 20(4): 361-375, 1999.

El paso de medicamentos y otros productos químicos a la leche materna. American academy of pediatrics. Pediatrics. Vol. 108 No.3, Sept 2002, pp.776-789- 29.

http://www.e-lactancia.org

Eficacia a inocuidad de loratadina vs terfenadina en el tratamiento de niños con rinitis alérgica perenne. Capacidad para inhibir la respuesta cutánea positiva después del tratamiento antihistamínico. Canseco Villarreal José Ignacio. Rev. Alergia. Méx. 1995; 42(2):28-31.

Hecho en México por:

PRODUCTOS MAVER, S. A. de C. V.

Reg. Núm. 273M2003, SSA IV

IEAR-06330022150064/RM2006