Esta página emplea tanto cookies propias como de terceros para recopilar información estadística de su navegación por internet y mostrarle publicidad y/o información relacionada con sus gustos. Al navegar por este sitio web usted comprende que accede al empleo de estas cookies.

PLM-Logos
Bandera México
TILARMIN Solución
Marca

TILARMIN

Sustancias

VITAMINA A (RETINOL), VITAMINA C (ASCÓRBICO, ÁCIDO), VITAMINA D (CALCIFEROL)

Forma Famacéutica y Formulación

Solución

Presentación

1 Caja, 1 Frasco con gotero graduado, 15 ml,

FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN:

Cada ml contiene:

Palmitato de retinol (vitamina A)

8,000 U.I.

Ácido ascórbico (vitamina C)

103.000 mg

Colecalciferol (vitamina D3)

1,600 U.l.

Vehículo, c.b.p. 1 ml.

INDICACIONES TERAPÉUTICAS: Las vitamina A interviene en el crecimiento y diferenciación del tejido epitelial y otros tejidos como el hueso, en la reproducción y el desarrollo del embrión, y promueve la función inmunitaria.

El ácido ascórbico desempeña un papel importante en muchas reacciones en las que el oxígeno molecular se incorpora al sustrato, interviene en la síntesis de colágeno, en las etapas iniciales de la síntesis de hormonas esteroideas, el metabolismo de la tirosina a nivel de los procesos de oxidación y en la metabolización de la tirosina.

La vitamina D ayuda a la fijación del calcio contenido en los alimentos, facilita la absorción de calcio y fosfatos en el intestino, la mineralización del hueso, la resorción ósea y la reabsorción de calcio y fosfatos en el túbulo proximal del riñón, y estimula la actividad osteoblástica como la formación de los osteoclastos.

FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA:

Vitamina A: Esta vitamina cumple con varias funciones importantes en el organismo, actuando como cofactor de diversas reacciones bioquímicas como: la síntesis del colesterol de los mucopolisacáridos y la hidroxilación de ciertos fármacos. Desempeña un papel principal en el funcionamiento de la retina y es esencial para la integridad de las células epiteliales del tracto respiratorio y de la piel.

La vitamina A es necesaria para el crecimiento óseo, la reproducción y el desarrollo embrionario. Tiene efecto estabilizante y regulador de la permeabilidad de la membrana. Se absorbe rápidamente en el tracto gastrointestinal pero su absorción puede estar reducida en presencia de mala absorción de grasas, ingesta baja de proteínas y daño hepático o mal funcionamiento pancreático.

Los ésteres de la vitamina A son hidrolizados por enzimas pancreáticas formando retinol. Parte de éste se almacena en el hígado y de aquí es liberado a la sangre como una a1-globulina (retinol unido a proteína) en la sangre. Entre 30-60% de una dosis de vitamina A se elimina en el transcurso de una semana; el resto se almacena en el organismo. La vitamina A no se difunde fácilmente a través de la placenta pero está presente en la leche materna.

Vitamina C: Actúa como agente reductor y antioxidante. Es esencial para la síntesis de colágeno y material intercelular. El ácido ascórbico se absorbe rápidamente en el tracto gastrointestinal y se distribuye ampliamente en todos los tejidos corporales. La absorción gastrointestinal de ácido ascórbico se incrementa en pacientes con resfriado común.

Se ha reportado que 25% se une a proteínas plasmáticas. La cantidad de ácido ascórbico de un cuerpo sano es de alrededor de 1.5 g. La concentración es más alta en leucocitos y plaquetas que en eritrocitos y plasma, por eso, cuando hay deficiencia de ácido ascórbico la concentración de leucocitos disminuye, lo que se considera un mejor criterio para evaluar la deficiencia en lugar de hacerlo en ­plasma.

El ácido ascórbico es reversiblemente oxidado a ácido dehidroascórbico; parte de éste es metabolizado a ascorbato-2-sulfato el cual es inactivo y a ácido oxálico, mismos que son excretados por la orina. El exceso de ácido ascórbico en el cuerpo es rápidamente eliminado por la orina. El ácido ascórbico cruza la barrera placentaria y se encuentra en la leche materna. Se puede eliminar por hemodiálisis.

Vitamina D: La vitamina D se almacena primordialmente en el hígado pero también en el tejido adiposo y en el músculo de donde es excretada lentamente. Una vez absorbida sufre una hidroxilación en el hígado y los riñones, respondiendo a la necesidad del calcio y del fósforo del organismo.

El metabolismo del calcio y del fósforo en el intestino, los huesos y posiblemente los riñones también es regulado por la vitamina D; facilita la absorción intestinal del calcio y puede iniciar el transporte de fósforo aumentando los niveles séricos de ambos, lo que permite la desmineralización normal del esqueleto.

La vitamina D, también moviliza calcio a partir de los huesos para mantener niveles plasmáticos apropiados. Puede actuar en los riñones para suprimir la secreción de la hormona paratiroide y puede tener una acción directa sobre los túbulos proximales para promover la retención del fósforo.

CONTRAINDICACIONES: Está contraindicado en personas que sean hipersensibles a los componentes de la fórmula.

RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA: Normalmente la leche humana contiene suficiente vitamina A para los lactantes a menos que la dieta de la madre sea francamente inadecuada en cuyo caso se debe administrar al lactante suficiente vitamina A durante los primeros seis meses de vida.

Debido a un mayor requerimiento de calcio y vitamina A durante el embarazo y la lactancia suele administrarse vitamina D y A cuando la dieta es insuficiente. Sin embargo, cantidades excesivas durante el embarazo pueden ser teratogénicas.

Vitamina A: Su uso debe restringirse a los requerimientos mínimos diarios de 2,400 a 4,800 U.I.

Vitamina D: La seguridad de dosis mayores a 400 U.I. por día no está establecida, por lo que se deberá evitar mayores dosis que las recomendadas durante un embarazo normal.

Vitamina C: Estudios de reproducción en animales no indican con claridad si el ácido ascórbico puede causar daño fetal o afectar la capacidad de reproducción, por lo que su uso durante el embarazo se limita a aquellos casos en que sea claramente necesario.

Las vitaminas A, C y D han sido detectadas en la leche materna, por lo que no deberán ser empleadas durante la lactancia.

REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS:

Vitamina A: A dosis muy elevadas ocurre irritabilidad, somnolencia, cefalea, vómito, incoordinación, debilidad muscular, diplopía, descamación de la piel y abultamiento de las fontanelas.

Vitamina C: Es bastante inocua, pero a dosis muy altas irrita el tubo digestivo o el epitelio urinario por la acción acidificante de la orina; las megadosis provocan hemolisis sobretodo en enfermos deficitarios de G-6-PD.

Vitamina D: La administración excesiva produce: debilidad, cansancio, fatiga, náuseas, vómitos, pérdida de la capacidad de concentrar orina.


PRECAUCIONES EN RELACIÓN CON EFECTOS DE CARCINOGÉNESIS, MUTAGÉNESIS, TERATOGÉNESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD: La deficiencia de vitamina A a menudo aumenta la susceptibilidad del tejido epitelial a la carcinogénesis y se ha demostrado en animales que dosis altas de retinoide previenen el cáncer experimental. Debido a los posibles efectos similares sobre el feto humano no se recomiendan dosis superiores a las recomendadas durante un embarazo normal (2,400-4,800 U.I.).

La sobredosis de vitamina A en animales han producido malformaciones del sistema nervioso central ojo paladar y tracto urogenital. La dosis máxima no teratogénica en algunas especies va de 133,333 U.I./kg en ratas a 2,500 U.I./kg en ratones.

El empleo de dosis excesivas de vitamina D durante el embarazo es potencialmente teratogénico, pudiendo presentarse en el recién nacido estenosis aórtica supravalvular, daños vasculares y la supresión de la función paratiroidea acompañada de tétanos hipocalcémico como resultado. Estudios en animales indican que la asociación de anormalidades fetales con hipervitaminosis D, son teratogénicas cuando se dan dosis altas y por tiempo prolongado.

Se desconoce la sensibilidad relativa en humanos, ya que puede haber efectos teratogénicos en el feto humano, no deben ser administradas dosis excesivas de TILARMIN durante el embarazo.

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO: A menos que esté indicado específicamente deben evitarse dosis altas de vitamina A en pacientes bajo tratamiento con anticoagulantes, ya que se han dado casos de respuesta hipoprotrombinémica a la warfarina administrada con dosis elevadas de vitamina A. El aceite mineral puede disminuir la absorción de la vitamina A.

La fenitoína y el fenobarbital aceleran el metabolismo de la vitamina D a productos inactivos. Si el paciente está tomando tiazidas simultáneamente se facilita la presencia de signos de intoxicación.

Deben tomarse precauciones necesarias al utilizar simultáneamente TILARMIN y los siguientes fármacos: neomicina y colestiramina oral, diuréticos del tipo tiazídicos, anticoagulantes, anticonceptivos orales y derivados de la fenotiazina.

El uso simultáneo con electrólitos puede aumentar la concentración de vitaminas en el ­organismo.

ALTERACIONES EN LOS RESULTADOS DE PRUEBAS DE LABORATORIO: Las pruebas de sangre oculta arrojan resultados falsos negativos en pacientes con carcinoma del colon. Se ha reportado aunque no está bien sustentado que la vitamina A puede dar determinaciones falsas de elevación de colesterol sérico al interferir con la reacción de Zlatkis-Zek. También se han reportado elevaciones falsas de bilirrubina usando el reactivo de Ehrlich.

Grandes dosis de ácido ascórbico pueden afectar los resultados de la prueba húmeda para glucosuria usada por muchos diabéticos para regular la dosis de hipoglucemiantes.

La prueba con Clinitest es falsamente positiva. Las megadosis también pueden causar resultados falsos-positivos cuando es usada la solución de Benedict como una prueba para glucosuria.

PRECAUCIONES GENERALES: No administrarse simultáneamente en pacientes con daño en hígado y/o riñón.

Las vitaminas A y D se almacenan en el hígado y se excretan por las heces. Dado que su metabolismo es muy lento, la sobredosis puede producir efectos tóxicos.

Las gotas pueden mezclarse con jugo, té o agua azucarada. No se administre más de la dosis recomendada si persisten las molestias consulte a su médico.

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN: Oral.

Niños:

Dosis preventiva: Dos gotas cada 24 horas.

Hasta 6 meses: Tres gotas cada 24 horas.

De 6 meses hasta 3 años: 4 gotas cada 24 horas.

Adultos y niños mayores de 4 años: 4 a 6 cada 24 horas.

MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL: La hipervitaminosis aguda se puede producir por una o pocas dosis muy elevadas de vitamina A tomadas en poco espacio de tiempo y se manifiesta en forma de irritabilidad, somnolencia, cefalea, vómito, incoordinación, debilidad muscular, diplopía, descamación de la piel y abultamiento de las fontanelas. La intoxicación crónica se debe a la administración frecuente (casi siempre diaria) de dosis moderadas, durante varios meses. Aparecen sequedad y pigmentación de la piel, alopecia, anorexia, debilidad muscular, cefalea, hipercalcemia y engrosamiento del hueso, hepatomegalia, rigidez y dolor de huesos y articulaciones, diplopía, prurito, hemorragias labiales y gingivales pudiendo llegar a ocasionar alteraciones psiquiátricas en forma de depresión o de esquizofrenia.

Grandes dosis de vitamina C puede causar diarrea debida a irritación directa de la mucosa intestinal, dando como resultado un incremento de la peristalsis. De existir sobredosificación se aconseja efectuar lavado gástri­co y descontinuar el medicamento hace desaparecer prácticamente todos los síntomas.

La administración en exceso de vitamina D produce un cuadro tóxico de hipervitaminosis que se manifiesta con los siguientes síntomas: debilidad, cansancio, fatiga, náuseas, vómitos, pérdida de la capacidad de concentrar orina, con poliuria, polidipsia y nocturia. Su tratamiento requiere la suspensión inmediata de vitamina D, dieta baja en calcio, administración de glucocorticoides e infusión abundante de líquidos.

PRESENTACIÓN: Caja con frasco con 15 ml y gotero calibrado.

RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO: Consérvese a temperatura ambiente a no más de 30°C.

LEYENDAS DE PROTECCIÓN:

Literatura exclusiva para médicos. No se deje al alcance de los niños. Su venta requiere receta médica. No se administre más de la dosis recomendada. No se use en el embarazo ni lactancia.

IMPORTADORA Y MANUFACTURERA

BRULUART, S.A.

Geranios No. 9, San Francisco Chilpan

C.P. 54940, Tultitlán, México

Reg. Núm. 63341, SSA IV