Esta página emplea tanto cookies propias como de terceros para recopilar información estadística de su navegación por internet y mostrarle publicidad y/o información relacionada con sus gustos. Al navegar por este sitio web usted comprende que accede al empleo de estas cookies.

PLM-Logos
Bandera México
TRIPLIXAM Comprimidos recubiertos con película
Marca

TRIPLIXAM

Sustancias

AMLODIPINO, INDAPAMIDA, PERINDOPRIL

Forma Famacéutica y Formulación

Comprimidos recubiertos con película

Presentación

1 Caja, 15 Comprimidos recubiertos con película, 5/1.25/10 mg/mg/mg

1 Caja, 15 Comprimidos recubiertos con película, 10/2.5/5 mg/mg/mg

1 Caja, 15 Comprimidos recubiertos con película, 5/1.25/5 mg/mg/mg

1 Caja, 15 Comprimidos recubiertos con película, 10/2.5/10 mg/mg/mg

1 Caja, 30 Comprimidos recubiertos con película, 5/1.25/5 mg/mg/mg

1 Caja, 30 Comprimidos recubiertos con película, 5/1.25/10 mg/mg/mg

1 Caja, 30 Comprimidos recubiertos con película, 10/2.5/5 mg/mg/mg

1 Caja, 30 Comprimidos recubiertos con película, 10/2.5/10 mg/mg/mg

FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN:

Cada COMPRIMIDO recubierto con película contiene:
Perindopril arginina 5 mg
equivalente a 3.395 mg de Perindopril
Indapamida 1.25 mg
Besilato de amlodipino 6.935 mg
equivalente a 5 mg de Amlodipino
Excipiente cbp 1 comprimido

Perindopril arginina 5 mg
equivalente a 3.395 mg de Perindopril
Indapamida 1.25 mg
Besilato de amlodipino 13.870 mg
equivalente a 10 mg de Amlodipino
Excipiente cbp 1 comprimido

Perindopril arginina 10 mg
equivalente a 6.790 mg de Perindopril
Indapamida 2.5 mg
Besilato de amlodipino 6.935 mg
equivalente a 5 mg de Amlodipino
Excipiente cbp 1 comprimido

Perindopril arginina 10 mg
equivalente a 6.790 mg de Perindopril
Indapamida 2.5 mg
Besilato de amlodipino 13.870 mg
equivalente a 10 mg de Amlodipino
Excipiente cbp 1 comprimido

NÚMERO DE REGISTRO DEL MEDICAMENTO:

Registro Núm. 101M2017 SSA IV

Última revisión: 17Abr2017

INDICACIONES TERAPÉUTICAS: TRIPLIXAM® está indicado como terapia de sustitución para el tratamiento de la hipertensión arterial esencial, en pacientes ya controlados con perindopril/indapamida en combinación a dosis fijas y amlodipino, administrados al mismo nivel de dosis.

FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA:

Propiedades farmacocinéticas: TRIPLIXAM®: La coadministración de perindopril/indapamida y amlodipino no modifica sus parámetros farmacocinéticos con relación a su administración por separado.

Perindopril: Por vía oral, el perindopril se absorbe rápidamente y alcanza la concentración máxima en 1 hora (perindopril es un profármaco y perindoprilato es el principio activo). La semivida plasmática de perindopril es de 1 hora.

El 27% de la dosis administrada de perindopril alcanza la circulación sanguínea en forma de metabolito activo, perindoprilato. Además del perindoprilato activo, el perindopril produce cinco metabolitos inactivos. La concentración plasmática máxima de perindoprilato se alcanza a las 3 o 4 horas.

Dado que la ingesta de alimentos disminuye la conversión a perindoprilato, y por tanto la biodisponibilidad, perindopril sal de arginina debe administrarse por vía oral en una sola toma al día por la mañana antes del desayuno. Se ha demostrado una relación lineal entre la dosis de perindopril y su exposición plasmática.

El volumen de distribución es aproximadamente 0.2 l/kg para perindoprilato libre. La unión del perindoprilato a proteínas plasmáticas es del 20%, principalmente a la enzima convertidora de angiotensina, pero depende de la concentración.

La eliminación del perindoprilato es más lenta en pacientes de edad avanzada y también en enfermos con insuficiencia cardiaca o renal.

En caso de insuficiencia renal, es deseable un ajuste de dosis dependiendo del grado de insuficiencia (aclaramiento de creatinina).

La eliminación del perindoprilato con la diálisis es de 70 ml/min.

En el paciente cirrótico, la cinética del perindopril varía: la eliminación hepática de la molécula original disminuye a la mitad. Sin embargo, la cantidad de perindoprilato formado no disminuye, por lo cual no se necesita ningún ajuste de la dosis (ver Dosis y vía de administración y Reacciones secundarias y adversas).

Indapamida: La indapamida se absorbe con rapidez y en su totalidad en el tracto digestivo.

La concentración plasmática máxima se alcanza en humanos alrededor de una hora después de la administración oral del producto.

La unión a las proteínas plasmáticas es del 79%.

La semivida de eliminación oscila entre 14 y 24 horas (media de 18 horas). Las administraciones reiteradas no provocan acumulación.

La eliminación es esencialmente urinaria (70% de la dosis) y fecal (22%) en forma de metabolitos inactivos.

Los parámetros farmacocinéticos no varían en el paciente con insuficiencia renal.

Amlodipino: Después de la administración oral de dosis terapéuticas, amlodipino se absorbe bien, alcanzando concentraciones máximas en la sangre a las 6-12 horas de la administración. La biodisponibilidad absoluta ha sido estimada entre el 64 y el 80%. El volumen de distribución es de aproximadamente 21 l/kg. En estudios in vitro, se ha demostrado que aproximadamente un 97.5% del amlodipino circulante se une a las proteínas plasmáticas. La biodisponibilidad de amlodipino no se modifica con los alimentos.

La semivida plasmática de eliminación terminal es de unas 35-50 horas y permite la administración de una toma diaria. Amlodipino se metaboliza ampliamente en el hígado en metabolitos inactivos; 10% del compuesto precursor y 60% de los metabolitos se eliminan en la orina.

Uso en ancianos: El tiempo para alcanzar las máximas concentraciones plasmáticas de amlodipino es similar en sujetos ancianos y en más jóvenes. El aclaramiento de amlodipino tiende a disminuir con los consiguientes aumentos en el ABC y en la semivida de eliminación en los pacientes ancianos. Los aumentos de ABC y de la semivida de eliminación en los pacientes con insuficiencia cardiaca congestiva fueron los esperados en el grupo etario examinado.

Uso en pacientes con alteración de la función hepática: Existen muy pocos datos clínicos sobre la administración de amlodipino en pacientes con insuficiencia hepática. El aclaramiento de amlodipino se reduce en los pacientes con insuficiencia hepática, con lo que se prolonga su semivida y se eleva el ABC en aproximadamente un 40-60%.

Propiedades farmacodinámicas:

Grupo farmacoterapéutico:
Perindopril, diuréticos y amlodipino. Código ATC: C09BX01.

TRIPLIXAM® es una asociación de tres antihipertensivos con mecanismos complementarios que controla la presión arterial del paciente hipertenso. La sal de arginina de perindopril es un inhibidor de la enzima convertidora de angiotensina, la indapamida es un diurético clorosulfonamida y el amlodipino es un inhibidor del flujo de los iones de calcio del grupo de las dihidropiridinas.

Las propiedades farmacológicas de TRIPLIXAM® derivan de cada uno de los componentes considerados por separado. Además la asociación de perindopril/indapamida produce una sinergia aditiva de los efectos antihipertensivos de ambas sustancias.

Mecanismo de acción:

Perindopril:
Perindopril es un inhibidor de la enzima convertidora de angiotensina (IECA), que transforma la angiotensina I en angiotensina II, una sustancia vasoconstrictora; además, la enzima estimula la secreción de aldosterona por la corteza suprarrenal y, por otro lado, la degradación de la bradiquinina, una sustancia vasodilatadora, en heptapéptidos inactivos.

Sus efectos son:

– Disminución de la secreción de aldosterona.

– Elevación de la actividad de la renina plasmática, con eliminación de la autorregulación negativa ejercida por la aldosterona.

– Disminución de las resistencias periféricas totales con una acción preferente sobre el lecho vascular en el músculo y en el riñón, sin que dicha disminución se acompañe de retención hidrosalina o taquicardia refleja, cuando se administra de forma prolongada.

La acción antihipertensiva del perindopril se manifiesta también en los pacientes con concentraciones de renina baja o normal.

El perindopril actúa por medio de su metabolito activo, el perindoprilato. Los otros metabolitos son inactivos.

El perindopril reduce el trabajo del corazón:

– Por efecto vasodilatador venoso, probablemente debido a cambios en el metabolismo de las prostaglandinas: disminución de la precarga.

– Por disminución de la resistencia periférica total: reducción de la poscarga.

Los estudios realizados en pacientes con insuficiencia cardiaca han mostrado:

– Una disminución de las presiones de llenado del ventrículo izquierdo y derecho.

– Una disminución de las resistencias vasculares periféricas totales.

– Un aumento del gasto cardiaco y una mejoría del índice cardiaco.

– Un incremento del flujo sanguíneo regional en el músculo.

Asimismo, también mejoran las pruebas de esfuerzo.

Indapamida: La indapamida es un derivado sulfamídico con un núcleo indol, relacionado con los diuréticos tiazídicos desde un punto de vista farmacológico y que actúa inhibiendo la reabsorción de sodio en el segmento cortical de dilución. Este fármaco aumenta la excreción urinaria de sodio y cloruros y, en menor grado, la excreción de potasio y magnesio, incrementando de este modo la diuresis y ejerciendo una acción antihipertensiva.

Amlodipino: El amlodipino es un inhibidor de la entrada de iones calcio del grupo de las dihidropiridinas (bloqueante de los canales lentos del calcio o antagonista del ion calcio) que inhibe la entrada transmembranaria de los iones de calcio en el músculo liso vascular y cardiaco.

Efectos farmacodinámicos:

Perindopril/indapamida:
En pacientes hipertensos, con independencia de su edad, la asociación de perindopril/indapamida ejerce un efecto antihipertensivo dependiente de la dosis sobre las presiones arteriales diastólica y sistólica, tanto en decúbito supino como en bipedestación. Durante los ensayos clínicos, la administración concomitante de perindopril e indapamida produjo efectos antihipertensivos de naturaleza sinérgica con respecto a cada uno de los productos administrados por separado.

PICXEL, un estudio multicéntrico, aleatorizado, doble ciego y controlado con un fármaco activo, evaluó mediante ecocardiografía el efecto de la asociación perindopril/indapamida sobre la HVI frente a la monoterapia con enalapril.

En PICXEL, los pacientes hipertensos con HVI (definida como índice de masa ventricular izquierda (IMVI) > 120 g/m2 en varones y > 100 g/m2 en mujeres) recibieron aleatoriamente perindopril terc-butilamina 2 mg (equivalente a 2.5 mg de perindopril arginina)/indapamida 0.625 mg o enalapril 10 mg una vez al día durante un año de tratamiento.

La dosis se adaptó en función del control de la presión arterial, hasta 8 mg de perindopril terc-butilamina (equivalente a 10 mg de perindopril arginina) y 2.5 mg de indapamida o 40 mg de enalapril una vez al día. Sólo el 34% de los sujetos permaneció tratado con perindopril terc-butilamina 2 mg (equivalente a 2.5 mg de perindopril arginina)/indapamida 0.625 mg (frente al 20% con enalapril 10 mg).

Al final del tratamiento, el IMVI había disminuido significativamente más en el grupo de perindopril/indapamida (-10.1 g/m2) que en el grupo de enalapril (-1.1 g/m2) en toda la población de pacientes aleatorizados. La diferencia entre grupos en el cambio del IMVI fue de -8.3 (IC del 95% (-11.5, -5.0), p < 0.0001).

Se alcanzó un mayor efecto sobre el IMVI con las dosis más altas de perindopril/indapamida que con las registradas de 2.5 mg/0.625 mg de perindopril/indapamida y 5 mg/1.25 mg de perindopril/indapamida. Respecto a la presión arterial, las medias estimadas de las diferencias entre grupos en la población aleatorizada fueron -5.8 mm Hg (IC del 95% (-7.9, -3.7), p < 0.0001) para la presión arterial sistólica y -2.3 mm Hg (IC del 95% (-3.6, -0.9), p = 0.0004) para la presión arterial diastólica, respectivamente, en favor del grupo de perindopril/indapamida.

Perindopril: Perindopril es activo en todos los estadios de la hipertensión arterial: leve, moderada o grave; se observa una reducción de las presiones arteriales sistólica y diastólica, tanto en decúbito como en bipedestación.

La actividad antihipertensiva es máxima entre 4 y 6 horas después de una toma única y se mantiene como mínimo durante 24 horas.

El bloqueo residual de la enzima convertidora de angiotensina a las 24 horas es elevado: se sitúa alrededor del 80%.

En los pacientes que responden, la tensión arterial se normaliza al cabo de un mes de tratamiento y se mantiene sin taquifilaxia.

La interrupción del tratamiento no se acompaña de efecto rebote de la hipertensión arterial.

El perindopril posee propiedades vasodilatadoras y de restablecimiento de la elasticidad de los grandes troncos arteriales, corrige los cambios histomorfométricos de las arterias de resistencia y disminuye la hipertrofia ventricular izquierda.

En caso de necesidad, la adición de un diurético tiazídico produce una sinergia de tipo aditivo.

La asociación de un inhibidor de la enzima convertidora de angiotensina y de un diurético tiazídico disminuye el riesgo de hipopotasemia inducida por el diurético solo.

Indapamida: La indapamida, en monoterapia, ejerce un efecto antihipertensor que se prolonga durante 24 horas. Este efecto aparece a dosis a las cuales las propiedades diuréticas son mínimas.

Su actividad antihipertensiva está relacionada con una mejoría de la distensibilidad arterial y con una disminución de las resistencias vasculares periféricas totales y arteriolares. Indapamida reduce la hipertrofia ventricular izquierda.

Por encima de una cierta dosis, se alcanza una meseta de efecto antihipertensor con los diuréticos tiazídicos y afines, mientras que los efectos adversos continúan aumentando. En caso de que el tratamiento no resulte eficaz, no hay que aumentar las dosis.

Por otro lado, se ha demostrado en el hipertenso que la indapamida a corto, medio y largo plazo:

– No afecta al metabolismo lipídico: triglicéridos, colesterol LDL y colesterol HDL.

– No afecta al metabolismo de los carbohidratos, incluso en pacientes hipertensos diabéticos.

Amlodipino: El mecanismo de acción antihipertensiva de amlodipino se debe a un efecto relajante directo sobre el músculo liso vascular. El mecanismo exacto por el que amlodipino reduce la angina de pecho no está completamente clarificado; sin embargo, amlodipino reduce la isquemia total mediante las dos acciones siguientes:

– Amlodipino dilata las arteriolas periféricas y, por ello, reduce la resistencia periférica total (postcarga), frente a la que trabaja el corazón. Como la frecuencia cardiaca permanece estable, esta reducción de la carga cardiaca da lugar a una reducción del consumo energético del miocardio, así como de sus necesidades de oxígeno.

– El mecanismo de acción de amlodipino también implica probablemente la dilatación de las grandes arterias coronarias, así como de las arteriolas coronarias, tanto en las zonas normales, como en las isquémicas. Esta dilatación aumenta el aporte de oxígeno al miocardio en pacientes con espasmo de las arterias coronarias (angina de Prinzmetal o variante).

En los enfermos hipertensos, la administración una vez al día logra reducciones clínicamente significativas de la presión arterial, tanto en decúbito supino como en bipedestación, a lo largo de 24 horas. Debido a su lento inicio de acción, la hipotensión aguda no es una característica de la administración de amlodipino. Amlodipino no se ha relacionado con ningún efecto metabólico adverso ni con alteraciones de los lípidos plasmáticos y es adecuado para su administración a enfermos con asma, diabetes y gota.

CONTRAINDICACIONES:

Perindopril/indapamida:

– Pacientes dializados.

– Pacientes con insuficiencia cardiaca descompensada no tratada.

– Insuficiencia renal grave (aclaramiento de creatinina menor de 30 ml/min).

– Insuficiencia renal moderada (aclaramiento de creatinina menor de 60 ml/min) si se administran dosis de TRIPLIXAM® que contengan 10 mg/2.5 mg de la asociación de perindopril/indapamida (es decir, TRIPLIXAM® 10 mg/2.5 mg/5 mg y TRIPLIXAM® 10 mg/2.5 mg/10 mg).

Perindopril:

– Hipersensibilidad al perindopril o a cualquier otro inhibidor de la ECA (enzima convertidora de angiotesina).

– Antecedentes de angioedema (edema de Quincke) relacionados con un tratamiento previo con un inhibidor de la ECA.

– Angioedema hereditario/idiopático.

– Segundo y tercer trimestres de embarazo (ver Restricciones de uso durante el embarazo y la lactancia).

Indapamida:

– Hipersensibilidad a la indapamida o a cualquier otra sulfamida.

– Encefalopatía hepática.

– Insuficiencia hepática grave.

– Hipopotasemia.

– Como norma general, no se recomienda la asociación de este medicamento con fármacos no antiarrítmicos que produzcan taquicardia helicoidal (Torsades de pointes) (ver Interacciones medicamentosas y de otro género).

– Lactancia (ver Restricciones de uso durante el embarazo y la lactancia).

Amlodipino:

– Hipersensibilidad al amlodipino o a los derivados dihidropiridínicos.

– Hipotensión grave.

Shock, incluyendo shock cardiogénico.

– Obstrucción del tracto de salida del ventrículo izquierdo (ej. estenosis aórtica de grado alto).

– Insuficiencia cardiaca con inestabilidad hemodinámica después de un infarto agudo de miocardio.

TRIPLIXAM®

– Hipersensibilidad a cualquiera de los excipientes.

– Embarazo y lactancia.

Toda contraindicación a cualquiera de los componentes se aplicará también a la asociación fija de TRIPLIXAM®.

RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA: Debido a los efectos de los componentes individuales de esta asociación sobre el embarazo y la lactancia, TRIPLIXAM® no está recomendado durante el primer trimestre de embarazo. TRIPLIXAM® está contraindicado durante el segundo y tercer trimestres de embarazo.

TRIPLIXAM® está contraindicado durante la lactancia. Por tanto, se debe tomar una decisión entre abandonar la lactancia o interrumpir el tratamiento con TRIPLIXAM®, teniendo en cuenta la importancia del tratamiento para la madre.

Embarazo:

Perindopril:
El uso de IECAs no está recomendado durante el primer trimestre del embarazo (ver Precauciones generales). El uso de IECAs está contraindicado durante el segundo y tercer trimestres del embarazo (ver Contraindicaciones y Precauciones generales).

La evidencia epidemiológica relativa al riesgo de teratogenicidad tras la exposición a IECAs durante el primer trimestre del embarazo no ha sido concluyente; sin embargo, no puede excluirse un pequeño aumento del riesgo. A menos que se considere indispensable la continuación del tratamiento con IECAs, las pacientes que planeen un embarazo deben ser cambiadas a un tratamiento antihipertensivo alternativo que tenga un perfil de seguridad establecido para su uso durante el embarazo. Cuando se confirma un embarazo, debe interrumpirse inmediatamente el tratamiento con IECAs y, si se considera adecuado, debe iniciarse un tratamiento alternativo.

Se sabe que la exposición a IECAS durante el segundo y tercer trimestres del embarazo induce fetotoxicidad humana (disminución de la función renal, oligohidramnios, retraso de la osificación craneal) y toxicidad neonatal (insuficiencia renal, hipotensión, hiperpotasemia) (ver Precauciones en relación con efectos de carcinogénesis, mutagénesis, teratogénesis y sobre la fertilidad). Se recomienda una exploración ecográfica de la función renal y del cráneo si se ha producido una exposición a IECAs desde el segundo trimestre del embarazo.

Se debe ejercer una observación estrecha en relación a hipotensión en lactantes cuyas madres hayan tomado IECAs (ver Contraindicaciones y Precauciones generales).

Indapamida: La exposición prolongada a una tiazida durante el tercer trimestre del embarazo puede reducir el volumen plasmático materno así como el flujo sanguíneo útero-placentario, que puede causar isquemia feto-placentaria y retraso del crecimiento. Además, se han comunicado casos raros de hipoglucemia y trombocitopenia en neonatos tras la exposición próxima a término.

Amlodipino: No se ha establecido la seguridad de amlodipino durante el embarazo humano.

En los estudios con animales se ha descrito toxicidad para la función reproductora con dosis altas (ver Farmacocinética y farmacodinamia). El uso durante el embarazo sólo se recomienda si no existe otra alternativa más segura y si la propia enfermedad supone un riesgo mayor para la madre y el feto.

Lactancia: TRIPLIXAM® está contraindicado durante la lactancia.

Perindopril: Debido a que no se dispone de información sobre el uso de perindopril durante la lactancia, perindopril no está recomendado y son preferibles tratamientos alternativos con perfiles de seguridad mejor establecidos durante la lactancia, especialmente en lactantes neonatos o pretérmino.

Indapamida: La indapamida se excreta en la leche materna. La indapamida está estrechamente relacionada con los diuréticos tiazídicos, los cuales se han asociado, durante la lactancia, con la disminución o incluso la supresión de la lactancia. Podría aparecer una hipersensibilidad a medicamentos derivados de sulfonamidas e hipopotasemia e ictericia nuclear.

Amlodipino: Se desconoce si el amlodipino es eliminado en la leche materna. La decisión de continuar o suspender la lactancia o continuar o suspender el tratamiento con amlodipino se debe tomar tras sopesar las ventajas de la lactancia para el bebé y las ventajas del tratamiento con amlodipino para la madre.

Fertilidad:

Perindopril:
El perindopril no modifica la capacidad reproductora ni la fertilidad.

Indapamida: La indapamida no modifica la capacidad reproductora ni la fertilidad.

Amlodipino: Se han notificado casos de cambios bioquímicos reversibles en la cabeza de los espermatozoides en algunos pacientes tratados con bloqueantes de los canales de calcio. Los datos clínicos son insuficientes con respecto al posible efecto de amlodipino sobre la fertilidad. En un estudio en ratas se encontraron efectos adversos para la fertilidad masculina (ver Precauciones en relación con efectos de carcinogénesis, mutagénesis, teratogénesis y sobre la fertilidad).

REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS:

Resumen tabulado de reacciones adversas: Durante el tratamiento se han observado las reacciones adversas siguientes con perindopril, indapamida o amlodipino, que se ordenan con esta frecuencia:

Muy frecuentes (≥ 1/10); frecuentes (≥ 1/100, < 1/10); poco frecuentes (≥ 1/1000, < 1/100); raras (≥ 1/10.000, < 1/1000), muy raras (< 1/10.000), frecuencia no conocida (no puede estimarse a partir de los datos disponibles).

Clasificación de órganos

del sistema MedDRA

Reacciones adversas

Frecuencia

Perindopril

Indapamida

Amlodipino

Trastornos de la sangre

y del sistema linfático

Agranulocitosis

Muy rara

Muy rara

Anemia aplásica

Muy rara

Muy rara

Pancitopenia

Muy rara

Disminución de la hemoglobina y del hematócrito

Muy rara

Leucopenia

Muy rara

Muy rara

Muy rara

Neutropenia

Muy rara

Anemia hemolítica

Muy rara

Muy rara

Trombocitopenia

Muy rara

Muy rara

Muy rara

Eosinofilia

No conocida

Trastornos del sistema

inmunológico

Reacciones alérgicas

Muy rara

Trastornos del metabolismo

y de la nutrición

Hiperpotasemia

No conocida

Hiperglucemia

Muy rara

Hipercalcemia

Rara

Hipoglucemia (ver Precauciones generales e Interacciones medicamentosas y de otro género)

No conocida

Disminución de potasio con hipopotasemia, particularmente grave en determinadas poblaciones de alto riesgo (ver Precauciones generales)

No conocida

Hiponatremia con hipovolemia causantes de deshidratación e hipotensión ortostática

No conocida

No conocida

Trastornos psiquiátricos

Confusión

Muy rara

Rara

Insomnio

Poco frecuente

Alteraciones del estado de ánimo (incluyendo ansiedad)

Poco frecuente

Trastornos del estado de ánimo

Poco frecuente

Depresión

Poco frecuente

Trastornos del sueño

Poco frecuente

Trastornos del sistema

nervioso

Mareos

Frecuente

Frecuente

Cefalea

Frecuente

Rara

Frecuente

Parestesia

Frecuente

Rara

Poco frecuente

Vértigo

Frecuente

Rara

Confusión

Muy rara

Hipertonía

Muy rara

Neuropatía periférica

Muy rara

Hipoestesia

Poco frecuente

Disgeusia

Poco frecuente

Temblor

Poco frecuente

Síncope

No conocida

No conocida

Poco frecuente

Somnolencia

No conocida

Frecuente

Trastornos oculares

Alteraciones visuales

Frecuente

Poco frecuente

Diplopía

Poco frecuente

Trastornos del oído

y del laberinto

Acúfenos

Frecuente

Poco frecuente

Trastornos cardiacos

Angina de pecho, posiblemente secundaria a hipotensión excesiva en pacientes de alto riesgo (ver Precauciones generales)

Muy rara

Arritmia (incluyendo bradicardia, taquicardia ventricular y fibrilación auricular)

Muy rara

Muy rara

Muy rara

Infarto de miocardio, posiblemente secundario a una hipotensión excesiva en los pacientes de alto riesgo (ver Precauciones generales)

Muy rara

Muy rara

Palpitaciones

No conocida

Frecuente

Taquicardia helicoidal (Torsades de pointes) (potencialmente mortal) (ver Precauciones generales e Interacciones medicamentosas y de otro género)

No conocida

Taquicardia

No conocida

Trastornos vasculares

Rubefacción

Frecuente

Hipotensión (y efectos relacionados con la hipotensión)

Frecuente

Muy rara

Poco frecuente

Ictus posiblemente secundario a hipotensión excesiva en pacientes de alto riesgo (ver Precauciones generales)

Muy rara

Vasculitis

No conocida

Muy rara

Trastornos respiratorios,

torácicos y mediastínicos

Tos

Frecuente

Muy rara

Disnea

Frecuente

Poco frecuente

Broncoespasmo

Poco frecuente

Rinitis

Muy rara

Poco frecuente

Neumonía eosinofílica

Muy rara

Trastornos gastrointestinales

Dolor abdominal

Frecuente

Frecuente

Anorexia

Frecuente

Frecuente

Estreñimiento

Frecuente

Rara

Poco frecuente

Diarrea

Frecuente

Poco frecuente

Disgeusia

Frecuente

Dispepsia

Frecuente

Poco frecuente

Náuseas

Frecuente

Rara

Frecuente

Vómitos

Frecuente

Poco frecuente

Poco frecuente

Sequedad de boca

Frecuente

Rara

Poco frecuente

Alteración del tránsito intestinal

Poco frecuente

Hiperplasia gingival

Muy rara

Pancreatitis

Muy rara

Muy rara

Muy rara

Gastritis

Muy rara

Trastornos hepatobiliares

Hepatitis (ver Precauciones generales)

Muy rara

No conocida

Muy rara

Ictericia

Muy rara

Enzimas hepáticas elevadas (compatibles, casi siempre, con colestasis)

Muy rara

Función hepática anormal

Muy rara

Posible aparición de encefalopatía hepática en caso de insuficiencia hepática (ver Contraindicaciones y Precauciones generales)

No conocida

Trastornos de la piel y

de los tejidos subcutáneos

Edema de Quincke

Muy rara

Prurito

Frecuente

Poco frecuente

Erupción cutánea

Frecuente

Poco frecuente

Exantemas maculopapulares

Frecuente

Erupciones maculopapulares

Frecuente

Urticaria

Poco frecuente

Muy rara

Muy rara

Angioedema (ver Precauciones generales)

Poco frecuente

Muy rara

Muy rara

Reacciones de hipersensibilidad, principalmente dermatológicas, en sujetos predispuestos a reacciones alérgicas o asmáticas

Poco frecuente

Alopecia

Poco frecuente

Púrpura

Poco frecuente

Poco frecuente

Cambio de color de la piel

Poco frecuente

Hiperhidrosis

Poco frecuente

Exantema

Poco frecuente

Eritema multiforme

Muy rara

Muy rara

Síndrome Stevens–Johnson

Muy rara

Muy rara

Dermatitis exfoliativa

Muy rara

Necrólisis epidérmica tóxica

Muy rara

Eccema

No conocida

Reacciones de fotosensibilidad

No conocida

No conocida

Muy rara

Posible empeoramiento de un lupus eritematoso sistémico previo

No conocida

Penfigoide

No conocida

Trastornos

musculoesqueléticos

y del tejido conjuntivo

Calambres musculares

Frecuente

Poco frecuente

Edema maleolar

Frecuente

Artralgia

No conocida

Poco frecuente

Mialgia

No conocida

Poco frecuente

Dolor de espalda

Poco frecuente

Trastornos renales y urinarios

Insuficiencia renal

Poco frecuente

Alteraciones de la micción, nicturia, aumento de la frecuencia urinaria

Poco frecuente

Insuficiencia renal aguda

Muy rara

Fallo renal

Muy rara

Trastornos del aparato

reproductor y de la mama

Impotencia

Poco frecuente

Poco frecuente

Ginecomastia

Poco frecuente

Trastornos generales

y alteraciones en el lugar

de administración

Astenia

Frecuente

Poco frecuente

Fatiga

Rara

Frecuente

Edema

Frecuente

Sudoración

Poco frecuente

Dolor torácico

No conocida

Poco frecuente

Dolor

Poco frecuente

Malestar general

No conocida

Poco frecuente

Edema periférico

No conocida

Fiebre

No conocida

Exploraciones

complementarias

Aumento de peso, disminución de peso

Poco frecuente

Elevación de la bilirrubina sérica

Rara

Elevación de las enzimas hepáticas

Rara

No conocida

Aumentos de la urea en sangre y de la creatinina en suero

No conocida

Prolongación de QT en el electrocardiograma (ver Precauciones generales e Interacciones medicamentosas y de otro género)

No conocida

Aumento de la glucemia

No conocida

Aumento del ácido úrico en sangre

No conocida

Lesiones traumáticas,

intoxicaciones y complicaciones de procedimientos terapéuticos

Caídas

No conocida


PRECAUCIONES EN RELACIÓN CON EFECTOS DE CARCINOGÉNESIS, MUTAGÉNESIS, TERATOGÉNESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD:

Perindopril: En estudios de toxicidad crónica oral (ratas y monos), el órgano diana es el riñón, con una alteración reversible.

No se ha observado mutagenicidad en estudios in vitro o in vivo.

Los estudios de toxicidad para la función reproductora (ratas, ratones, conejos y monos) no mostraron signos de embriotoxicidad o teratogenia. Sin embargo, los inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina, como clase, han mostrado inducir efectos adversos en la fase final del desarrollo fetal, ocasionando muerte fetal y defectos congénitos en roedores y conejos: se han observado lesiones renales y un aumento en la mortalidad peri y postnatal. La fertilidad de los machos y hembras de rata no se vio alterada.

No se ha observado carcinogenicidad en estudios a largo plazo en ratas y ratones.

Indapamida: Las dosis más altas administradas oralmente a diferentes especies animales (40 a 8.000 veces la dosis terapéutica) han mostrado una exacerbación de las propiedades diuréticas de indapamida. Los síntomas principales de intoxicación durante los estudios de toxicidad aguda con indapamida administrada por vía intravenosa o vía intraperitoneal se relacionaron con la actividad farmacológica de indapamida, es decir, bradipnea y vasodilación periférica.

La indapamida dio un resultado negativo en los ensayos de mutagenia y carcinogenia.

La fertilidad de los machos y hembras de rata no se vio alterada.

Perindopril/indapamida: La asociación de perindopril/indapamida presenta una toxicidad ligeramente mayor que la de sus componentes. Las manifestaciones renales no parecen potenciarse en la rata. Sin embargo, la asociación produjo toxicidad gastrointestinal en el perro y parece aumentar los efectos tóxicos maternos en la rata (en comparación con el perindopril).

No obstante, estos efectos adversos se manifiestan con niveles de dosis con un margen de seguridad muy alto en comparación con las dosis terapéuticas utilizadas.

Estudios preclínicos con perindopril e indapamida realizados por separado, no mostraron potencial genotóxico, carcinogénico ni teratogénico.

Amlodipino: Los estudios reproductivos en ratas y ratones indican un retraso en la fecha del parto, la prolongación del trabajo de parto y la disminución en la supervivencia de las crías con dosis aproximadamente 50 veces superiores a la dosis máxima recomendada para seres humanos (en mg/kg).

Las dosis de amlodipino de hasta 10 mg/kg/día (8 veces* la dosis máxima recomendada para seres humanos de 10 mg, en mg/m2) no mostraron ningún efecto sobre la fertilidad de las ratas tratadas (se trató a los machos durante 64 días y a las hembras durante 14 días antes del apareamiento). En otro estudio con ratas en el que los machos recibieron besilato de amlodipino durante 30 días en dosis comparables a las de los seres humanos, en mg/kg, se observaron descensos de la hormona foliculoestimulante y de la testosterona en plasma, así como de la densidad de los espermatozoides y del número de espermátidas maduras y de células de Sertoli. Las ratas y los ratones tratados con amlodipino en la dieta durante dos años, a una concentración calculada para proporcionar los niveles de dosis diaria de 0,5, 1,25 y 2,5 mg/kg/día no mostraron evidencia de carcinogenicidad. La dosis más alta (similar para ratones y el doble* para las ratas de la dosis máxima recomendada en clínica de 10 mg en base a mg/m2) estuvo cerca de la dosis máxima tolerada para los ratones, pero no para las ratas. Los estudios de mutagenia no revelaron ningún efecto farmacológico con respecto a los genes o los cromosomas.

* Basado en un paciente de 50 Kg de peso.

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO:

Uso concomitante desaconsejado:

Componente

Interacción conocida

con el producto siguiente

Interacción con otro medicamento

Perindopril/indapamida

Litio

Durante la administración concomitante de litio con IECA se han notificado aumentos reversibles en las concentraciones séricas de litio y toxicidad. El uso concomitante de diuréticos tiazídicos puede aumentar aún más los niveles de litio e intensificar el riesgo de toxicidad del litio con los IECA. No se recomienda el uso asociado de perindopril e indapamida con litio, pero si la asociación resulta necesaria, se deberá realizar un seguimiento cuidadoso de los niveles séricos de litio (ver Precauciones Generales).

Perindopril

Diuréticos ahorradores de potasio (espironolactona, triamtereno, solos o asociados), potasio (sales)

Los IECA atenúan la pérdida de potasio inducida por el diurético. Los diuréticos ahorradores de potasio, por ejemplo espironolactona, triamtereno o amilorida, los suplementos de potasio, los inmunosupresores (p. ej., ciclosporinas), los antagonistas de los receptores de angiotensina o los sucedáneos de la sal que contienen potasio pueden ocasionar un aumento significativo del potasio sérico (potencialmente mortal). Si está indicado el uso concomitante debido a una hipopotasemia documentada, se deberán utilizar con precaución y hacer un seguimiento frecuente del potasio sérico y mediante ECG.

Amlodipino

Dantroleno (infusión)

Se han descrito fibrilación ventricular mortal y colapso cardiovascular en animales en asociación con hiperpotasemia tras la administración de verapamilo y dantroleno por vía intravenosa. Dado el riesgo de hiperpotasemia, se recomienda evitar la coadministración de antagonistas del calcio, como amlodipino, en pacientes con riesgo de hipertermia maligna, así como durante el tratamiento de hipertermia maligna.

Pomelo o zumo de pomelo

La biodisponibilidad puede aumentar en algunos pacientes, con lo que se intensifican los efectos antihipertensivos.

Uso concomitante con precauciones especiales de empleo:

Componente

Interacción conocida

con el producto siguiente

Interacción con otro medicamento

Perindopril/indapamida/amlodipino

Baclofeno

Aumento del efecto antihipertensivo. Si es necesario, vigilar la presión arterial y la función renal y adaptar la posología del antihipertensivo.

Perindopril/indapamida

Antiinflamatorios no esteroideos (incluyendo ácido acetilsalicílico en dosis altas).

Cuando los IECA se administran simultáneamente con antiinflamatorios no esteroideos (es decir, ácido acetilsalicílico en dosis antiinflamatoria, inhibidores de la COX–2 y AINE no selectivos), puede tener lugar una reducción del efecto antihipertensivo. El uso concomitante de IECA y AINE puede llevar a un riesgo mayor de empeoramiento de la función renal, incluyendo un posible fallo renal agudo, y un aumento del potasio sérico, especialmente en pacientes con una deficiente función renal preexistente. La combinación debe ser administrada con precaución, especialmente en pacientes de edad avanzada. Los pacientes deben estar suficientemente hidratados y debe considerarse un seguimiento de la función renal después de iniciar el tratamiento concomitante y, posteriormente, de forma periódica.

Perindopril

Antidiabéticos (insulina, sulfamidas hipoglucemiantes).

La utilización de inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina puede incrementar el efecto hipoglucémico en diabéticos tratados con insulina o con sulfamidas hipoglucemiantes. La aparición de episodios de hipoglucemia es muy rara (mejora de la tolerancia a la glucosa con la consecuente reducción de los requisitos de insulina).

Indapamida

Fármacos inductores de taquicardia helicoidal (Torsades de pointes).

Debido al riesgo de hipopotasemia, la indapamida debe administrarse con precaución cuando se asocie a medicamentos que inducen taquicardia helicoidal (Torsades de pointes), tales como:

– antiarrítmicos de clase IA (quinidina, hidroquinidina, disopiramida);

– antiarrítmicos de clase III (amiodarona, dofetilida, ibutilida, bretilio, sotalol);

– algunos neurolépticos (clorpromazina, ciamemazina, levomepromazina, tioridazina, trifluoperazina), benzamidas (amisulprida, sulpirida, sultoprida, tiaprida), butirofenonas (droperidol, haloperidol), otros neurolépticos (pimozida);

– otras sustancias tales como bepridil, cisaprida, difemanilo, eritromicina I.V., halofantrina, mizolastina, moxifloxacino, pentamidina, esparfloxacino, vincamina I.V., metadona, astemizol, terfenadina.

Prevenir la hipopotasemia y, si es necesario, corregirla: vigilancia del intervalo QT.

Anfotericina B (vía I.V.), glucocorticoides y mineralocorticoides (vía sistémica), tetracosactida, laxantes estimulantes.

Aumento del riesgo de hipopotasemia (efecto aditivo). Vigilar la potasemia y, si es necesario, corregirla; tener en cuenta especialmente en caso de terapia con glucósidos cardiacos. Utilizar laxantes no estimulantes.

Preparados digitálicos

La hipopotasemia favorece los efectos tóxicos de los digitálicos. Vigilancia de la potasemia, ECG y, si es necesario, ajuste del tratamiento.

Amlodipino

Agentes inductores de CYP3A4

No hay datos acerca del efecto de los inductores de CYP3A4 sobre el amlodipino. El uso concomitante de inductores de CYP3A4 (p. ej., rifampicina, Hypericum perforatum) puede reducir la concentración plasmática de amlodipino. El amlodipino debe administrarse con cautela junto con los inductores de CYP3A4.

Agentes inhibidores de CYP3A4

El uso concomitante de amlodipino con inhibidores potentes o moderados de CYP3A4 (inhibidores de la proteasa, antimicóticos azólicos, macrólidos como eritromicina o claritromicina, verapamilo o diltiazem) puede aumentar significativamente la exposición al amlodipino. La traducción clínica de estas variaciones farmacocinéticas resulta, a veces, más acusada en las personas de edad avanzada. Por tanto, puede ser necesario un seguimiento clínico y el ajuste posológico.

Uso concomitante a tener en consideración:

Componente

Interacción conocida

con el producto siguiente

Interacción con otro medicamento

Perindopril/indapamida/amlodipino

Antidepresivos de tipo imipramínico (tricíclicos), neurolépticos

Mayor efecto antihipertensivo y mayor riesgo de hipotensión ortostática (efecto aditivo).

Otros antihipertensivos

El uso de otros antihipertensivos podría incrementar el efecto antihipertensivo.

Corticoides, tetracosactida

Reducción del efecto antihipertensivo (retención hidrosalina debida a los corticoides).

Perindopril

Alopurinol, citostáticos o inmunosupresores, corticoides por vía sistémica o procainamida

La administración concomitante con IECA puede acentuar el riesgo de leucopenia.

Anestésicos

Los IECA pueden potenciar los efectos hipotensores de algunos anestésicos.

Diuréticos (tiazidas o diuréticos del asa)

El tratamiento previo con diuréticos en dosis altas puede causar hipovolemia y riesgo de hipotensión al iniciar el tratamiento con perindopril.

Oro

Raramente se han comunicado reacciones nitritoides (los síntomas incluyen enrojecimiento facial, náuseas, vómitos e hipotensión) en pacientes tratados con oro por vía inyectable (aurotiomalato de sodio) y con tratamiento concomitante con un IECA, incluyendo perindopril.

Indapamida

Metformina

Acidosis láctica debida a la metformina, desencadenada por una posible insuficiencia renal funcional relacionada con los diuréticos y, en particular, con los diuréticos del asa. No emplear metformina cuando la creatininemia es mayor de 15 mg/l (135 micromoles/l) en el hombre y 12 mg/l (110 micromoles/l) en la mujer.

Medios de contraste yodados

En caso de deshidratación provocada por los diuréticos, es mayor el riesgo de insuficiencia renal aguda, en particular si se utilizan dosis elevadas de medios de contraste yodados. Se debe hidratar al paciente antes de la administración del producto yodado.

Calcio (sales)

Riesgo de hipercalcemia por disminución de la eliminación urinaria de calcio.

Ciclosporina

Riesgo de aumento de la creatininemia sin modificación de los niveles circulantes de ciclosporina, incluso en ausencia de reducción hidrosalina.

ALTERACIONES EN LOS RESULTADOS DE PRUEBAS DE LABORATORIO:

Alteración

Perindopril

Indapamida

Amlodipino

Eosinofilia

Poco frecuente*

Agranulocitosis (ver Precauciones generales)

Muy rara

Muy rara

Anemia aplásica

Muy rara

Pancitopenia

Muy rara

Disminución de la hemoglobina y disminución del hematócrito (ver Precauciones generales)

Muy rara

Leucopenia (ver Precauciones generales)

Muy rara

Muy rara

Muy rara

Neutropenia (ver Precauciones generales)

Muy rara

Anemia hemolítica

Muy rara

Muy rara

Trombocitopenia (ver Precauciones generales)

Muy rara

Muy rara

Muy rara

Hipoglucemia (ver Precauciones generales e Interacciones medicamentosas y de otro género)

Poco frecuente *

Hiperpotasemia, que revierte con la suspensión del tratamiento (ver Precauciones generales)

Poco frecuente *

Hiponatremia (ver Precauciones generales)

Poco frecuente *

Frecuencia no conocida

Hiperglucemia

Muy rara

Hipercalcemia

Muy rara

Reducción de potasio con hipopotasemia, especialmente grave en ciertas poblaciones con alto riesgo (ver Precauciones generales)

Frecuencia no conocida

Hepatitis (ver Precauciones generales)

Muy rara

Frecuencia no conocida

Muy rara

Ictericia

Muy rara

Función hepática anormal

Muy rara

Posibilidad de aparición de encefalopatía hepática en caso de insuficiencia hepática (ver Contraindicaciones y Precauciones generales)

Frecuencia no conocida

Aumento de peso, pérdida de peso

Poco frecuente

Urea elevada en sangre

Poco frecuente *

Creatinina elevada en sangre

Poco frecuente *

Bilirrubina elevada en sangre

Rara

Enzimas hepáticas aumentadas

Rara

Frecuencia no conocida

Muy rara

Intervalo QT del electrocardiograma prolongado (ver Precauciones generales e Interacciones medicamentosas y de otro género)

Frecuencia no conocida

Glucemia aumentada

Frecuencia no conocida

Uricemia aumentada

Frecuencia no conocida

PRECAUCIONES GENERALES: Todas las advertencias relacionadas con cada uno de los componentes, que se indican a continuación, regirán también para la asociación fija de TRIPLIXAM®.

Advertencias especiales:

Litio:

Perindopril/indapamida:
No suele recomendarse la combinación de litio con la asociación de perindopril/indapamida (ver Interacciones medicamentosas y de otro género).

Neutropenia/agranulocitosis/trombocitopenia/anemia:

Perindopril:
Se ha notificado neutropenia/agranulocitosis, trombocitopenia y anemia en pacientes tratados con inhibidores de la ECA. En pacientes con función renal normal y sin otras complicaciones, raramente se presenta neutropenia. El perindopril debe utilizarse con extrema precaución en pacientes con colagenosis vascular, terapia inmunosupresora, tratamiento con alopurinol o procainamida, o una combinación de estos factores de riesgo, especialmente si hay una alteración renal previa. Algunos de estos pacientes desarrollaron infecciones graves, de los cuales unos pocos no respondieron a una terapia antibiótica intensiva. Si se utiliza perindopril en este tipo de pacientes, se recomienda un seguimiento periódico de la fórmula leucocitaria y se deberá dar instrucciones a los pacientes para que comuniquen cualquier signo de infección (p. ej., dolor de garganta, fiebre).

Hipersensibilidad/angioedema:

Perindopril:
Se ha descrito en raras ocasiones edema angioneurótico de la cara, extremidades, labios, lengua, glotis y/o laringe en pacientes tratados con inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina, incluyendo perindopril. Esto puede producirse en cualquier momento del tratamiento. En estos casos, se debe suspender inmediatamente el tratamiento con perindopril y se debe establecer una monitorización adecuada para asegurar una completa resolución de los síntomas antes de dar de alta al paciente.

En aquellos casos en los que la inflamación se limitaba a la cara y los labios, el cuadro clínico desapareció generalmente sin tratamiento, aunque los antihistamínicos fueron útiles para aliviar los síntomas.

El angioedema asociado a un edema laríngeo puede ser mortal. Cuando haya una afectación de la lengua, la glotis o la laringe que pueda provocar una obstrucción de las vías respiratorias, deberá administrarse inmediatamente un tratamiento adecuado que puede incluir una inyección subcutánea de solución de epinefrina 1:1.000 (0.3 ml a 0.5 ml) y/u otras medidas para asegurar unas vías respiratorias permeables.

Se ha descrito una mayor incidencia de casos de angioedema en pacientes de raza negra tratados con IECAs en comparación con pacientes de raza no negra. Los pacientes con antecedentes de angioedema no relacionado con la toma de IECA pueden tener un mayor riesgo de angioedema mientras reciben un IECA (ver Contraindicaciones).

Se ha descrito raramente angioedema intestinal en pacientes tratados con IECAs. Estos pacientes presentaron dolor abdominal (con o sin naúseas o vómitos); en algunos casos no hubo angioedema facial previo y los niveles de esterasa C-1 eran normales. El angioedema se diagnosticó mediante diversos procedimientos incluyendo TAC abdominal, ultrasonidos o cirugía y los síntomas revirtieron tras interrumpir el tratamiento con el IECA. El angioedema intestinal deberá incluirse en el diagnóstico diferencial de los pacientes tratados con IECAs que presenten dolor abdominal.

Reacciones anafilácticas durante desensibilización: Perindopril: Se han comunicado casos aislados de pacientes que experimentaban reacciones anafilactoides prolongadas con amenaza vital, mientras recibían IECAs durante tratamientos de desensibilización con veneno de himenópteros (abejas, avispas). Los IECAs se deben utilizar con precaución en pacientes alérgicos tratados con desensibilización y deben evitarse en aquellos que sigan inmunoterapia con venenos. Sin embargo, estas reacciones se pueden evitar mediante la retirada temporal del IECA, durante al menos 24 horas antes del tratamiento, en aquellos pacientes que requieren IECAs y desensibilización. Reacciones anafilácticas durante aféresis de LDL:

Perindopril:
Raramente se han notificado reacciones anafilactoides con amenaza vital en pacientes tratados con IECAs durante la aféresis de lipoproteínas de baja densidad (LDL) con sulfato de dextrano. Estas reacciones se evitaron mediante la suspensión temporal del tratamiento con el IECA antes de cada aféresis.

Pacientes hemodializados:

Perindopril:
Se han descrito reacciones anafilactoides en pacientes dializados con membranas de alto flujo (por ejemplo, AN 69®) y tratados simultáneamente con un IECA. En estos pacientes se deberá considerar el uso de otro tipo de membrana de diálisis u otro agente antihipertensivo de diferente clase.

Diuréticos ahorradores de potasio, sales de potasio:

Perindopril:
La combinación de perindopril con diuréticos ahorradores de potasio, sales de potasio, no está generalmente recomendada (ver Interacciones medicamentosas y de otro género).

Embarazo:

Perindopril:
No debe iniciarse durante el embarazo el tratamiento con IECAs. A menos que la continuación del tratamiento con IECA se considere indispensable, las pacientes que planeen un embarazo deben ser cambiadas a un tratamiento antihipertensivo alternativo que tenga un perfil de seguridad establecido para su uso durante el embarazo. Cuando se confirma el embarazo, el tratamiento con IECA debe interrumpirse inmediatamente y, si se considera adecuado, debe iniciarse un tratamiento alternativo (ver Contraindicaciones y Restricciones de uso durante el embarazo y la lactancia).

Encefalopatía hepática:

Indapamida:
En caso de afectación hepática, los diuréticos tiazídicos y afines pueden inducir una encefalopatía hepática. En este caso, se debe suspender inmediatamente la administración del diurético.

Fotosensibilidad:

Indapamida:
Se han descrito casos de reacciones de fotosensibilidad con tiazidas y diuréticos tiazídicos relacionados (ver Reacciones secundarias y adversas). Si la reacción de fotosensibilidad aparece durante el tratamiento, se recomienda la interrupción del tratamiento. Si se considera necesaria una readministración del diurético, se recomienda proteger las zonas expuestas al sol o a la radiación artificial UVA.

Precauciones especiales de empleo:

Función renal:

Perindopril/indapamida:
En caso de insuficiencia renal grave (aclaramiento de creatinina < 30 ml/min), el tratamiento está contraindicado.

Si el paciente sufre una insuficiencia renal moderada (aclaramiento de creatinina < 60 ml/min), está contraindicado el tratamiento con TRIPLIXAM® en dosis que contengan 10 mg/2.5 mg de la asociación de perindopril/indapamida (es decir, TRIPLIXAM® 10 mg/2.5 mg/5 mg y 10 mg/2.5 mg/10 mg).

En algunos hipertensos sin lesión renal previa aparente y cuya evaluación ponga de relieve una insuficiencia renal funcional, se interrumpirá el tratamiento y posteriormente se iniciará de nuevo con una dosis reducida o bien con uno solo de los componentes.

En estos pacientes, la práctica médica habitual requiere una monitorización periódica del potasio y de la creatinina después de dos semanas de tratamiento y, posteriormente, cada 2 meses durante el periodo de estabilización terapéutica. Se ha comunicado insuficiencia renal principalmente en pacientes con insuficiencia cardiaca grave o enfermedad renal subyacente, incluyendo estenosis de la arteria renal.

El medicamento no se recomienda en caso de estenosis de la arteria renal bilateral o de un único riñón funcional.

Perindopril: Se ha observado una estimulación pronunciada del sistema renina-angiotensina-aldosterona durante reducciones hidrosalinas importantes (dieta estricta baja en sal o tratamiento diurético prolongado), en pacientes con una presión arterial inicialmente baja y en casos de estenosis de la arteria renal, insuficiencia cardiaca congestiva o cirrosis ascítico-edematosa. El bloqueo de este sistema por un inhibidor de la enzima convertidora de angiotensina puede provocar, sobre todo tras la primera toma y en el transcurso de las dos primeras semanas de tratamiento, un descenso brusco de la presión arterial y/o una elevación de la creatinina plasmática que muestre una insuficiencia renal funcional.

A veces, esto puede desencadenarse de forma aguda, aunque raramente, y con un plazo de tiempo variable para su aparición.

En estos casos, el tratamiento debe iniciarse a una dosis menor y aumentarla progresivamente.

Indapamida: Los diuréticos tiazídicos y los diuréticos afines únicamente despliegan su eficacia plena cuando la función renal es normal o está sólo mínimamente alterada (cifras de creatinina inferiores a aproximadamente 25 mg/l, es decir, 220 μmol/l para un adulto).

El valor de la creatinina plasmática en el anciano debe ajustarse en función de la edad, el peso y el sexo. La hipovolemia, secundaria a la pérdida de agua y de sodio inducida por el diurético al principio del tratamiento, implica una reducción del filtrado glomerular. El resultado puede ser un aumento de la urea sanguínea y de la creatininemia. Esta insuficiencia renal transitoria no tiene consecuencias negativas en el paciente con función renal normal, pero puede agravar una insuficiencia renal previa. Amlodipino: El amlodipino se puede administrar en las dosis habituales en pacientes con insuficiencia renal. Las variaciones en las concentraciones plasmáticas de amlodipino no están correlacionadas con el grado de insuficiencia renal.

No se ha examinado el efecto de la asociación TRIPLIXAM® sobre la disfunción renal. En caso de insuficiencia renal, las dosis de TRIPLIXAM® deberán respetar las de cada uno de sus componentes administrados por separado.

Hipotensión y desequilibrio hidroelectrolítico:

Perindopril/indapamida:
Hay un riesgo de hipotensión súbita en presencia de depleción sódica preexistente (en particular en individuos con estenosis de la arteria renal). Por tanto, se investigarán sistemáticamente los signos clínicos de desequilibrio hidroelectrolítico que puedan sobrevenir con motivo de un episodio intercurrente de diarrea o vómitos. En estos pacientes se monitorizarán de forma regular los electrólitos plasmáticos.

Una hipotensión importante puede necesitar la aplicación de una perfusión intravenosa de solución salina isotónica. La hipotensión transitoria no es una contraindicación para proseguir el tratamiento. Después de restablecer una volemia y una presión arterial satisfactorias, es posible reanudar el tratamiento con una dosis reducida o bien con uno solo de los componentes.

Indapamida: Cualquier tratamiento diurético puede provocar una hiponatremia de consecuencias a veces graves. La disminución de la natremia puede ser inicialmente asintomática, por lo que es indispensable un control regular. Dicho control debe ser más frecuente en pacientes de edad avanzada y pacientes cirróticos (ver Reacciones secundarias y adversas y Manifestaciones y manejo de la sobredosificación o ingesta accidental).

Potasemia:

Perindopril/indapamida:
La asociación de perindopril e indapamida más amlodipino no excluye la aparición de hipopotasemia, sobre todo en pacientes diabéticos o con insuficiencia renal. Como ocurre con todos los antihipertensivos en asociación con un diurético, es necesario controlar de manera regular el potasio plasmático.

Perindopril: Se han observado elevaciones del potasio sérico en algunos pacientes tratados con IECA, incluido perindopril. Los factores de riesgo para desarrollar hiperpotasemia incluyen insuficiencia renal, empeoramiento de la función renal, edad (> 70 años), diabetes mellitus, acontecimientos concurrentes, en particular deshidratación, descompensación cardiaca aguda, acidosis metabólica y uso concomitante de diuréticos ahorradores de potasio (por ejemplo, espironolactona, eplerenona, triamtereno o amilorida), suplementos de potasio o sucedáneos de la sal que contienen potasio; o aquellos pacientes tratados con otros medicamentos asociados con aumentos del potasio sérico (por ejemplo, heparina).

El uso de suplementos de potasio, diuréticos ahorradores de potasio o sucedáneos de la sal que contienen potasio, particularmente en pacientes con insuficiencia renal, puede conducir a un aumento significativo del potasio sérico. La hiperpotasemia puede causar arritmias graves, algunas veces mortales. Si se considera necesario el uso concomitante de los fármacos antes mencionados, deberán utilizarse con precaución y con una monitorización frecuente del potasio sérico (ver Interacciones medicamentosas y de otro género).

Indapamida: La reducción del potasio con hipopotasemia constituye el riesgo principal de los diuréticos tiazídicos y afines. Se debe prevenir el riesgo de aparición de hipopotasemia (< 3.4 mmol/l) en algunas poblaciones de alto riesgo, como los pacientes de edad avanzada y/o desnutridos, tanto si están o no polimedicados, los cirróticos con edemas y ascitis, los enfermos coronarios y los que presentan insuficiencia cardiaca.

En estos casos, la hipopotasemia aumenta la toxicidad cardiaca de los glucósidos cardiacos y el riesgo de trastornos del ritmo.

Los pacientes que presentan un intervalo QT prolongado, ya sea su origen congénito o iatrogénico, son también de riesgo. La hipopotasemia, así como la bradicardia, actúa como un factor que favorece la aparición de trastornos graves del ritmo, en particular “Torsades de pointes”, potencialmente mortales.

En todos los casos, son necesarios controles más frecuentes de la potasemia. El primer control del potasio plasmático se debe efectuar durante la primera semana posterior al inicio del tratamiento.

Si se detectan niveles bajos de potasio, se requiere una corrección.

Calcemia:

Indapamida:
Los diuréticos tiazídicos y afines pueden disminuir la excreción urinaria de calcio y provocar un aumento ligero y transitorio de la calcemia. Una hipercalcemia manifiesta puede estar relacionada con un hiperparatiroidismo no diagnosticado. En este caso, se debe interrumpir el tratamiento antes de investigar la función paratiroidea.

Hipertensión renovascular:

Perindopril:
El tratamiento de la hipertensión renovascular consiste en revascularización. Sin embargo, los inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina pueden ser beneficiosos en los enfermos que padecen hipertensión renovascular y que están pendientes de una intervención quirúrgica correctora o cuando dicha intervención no es posible.

Si se prescribe TRIPLIXAM® a pacientes con diagnóstico o sospecha de estenosis de la arteria renal, el tratamiento se debe iniciar en el hospital con una dosis baja y se debe controlar la función renal y el potasio, ya que algunos pacientes han desarrollado insuficiencia renal funcional que fue reversible al suspender el tratamiento.

Tos:

Perindopril:
Se ha descrito una tos seca al utilizar inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina. Ésta se caracteriza por su persistencia, así como por su desaparición al suspender el tratamiento. Si aparece este síntoma, se debe tener en cuenta la etiología iatrogénica. En el caso en que la prescripción de un inhibidor de la enzima convertidora de angiotensina sea indispensable, se puede considerar la continuación del tratamiento.

Aterosclerosis:

Perindopril:
El riesgo de hipotensión es común a todos los pacientes, pero es necesario ser particularmente prudente con los que presentan cardiopatía isquémica o insuficiencia circulatoria cerebral, comenzando en estos casos el tratamiento con una dosis baja.

Crisis hipertensivas:

Amlodipino:
No se ha establecido la seguridad y eficacia de amlodipino en crisis hipertensivas.

Insuficiencia cardiaca:

Amlodipino:
Los pacientes con insuficiencia cardiaca deben ser tratados con precaución.

En un estudio a largo plazo, controlado con placebo en pacientes con insuficiencia cardiaca grave (clases III y IV de la NYHA) la incidencia notificada de edema pulmonar fue mayor en el grupo tratado con amlodipino que en el grupo placebo (ver Farmacocinética y farmacodinamia). Los antagonistas de los canales del calcio, incluyendo amlodipino, se deberán administrar con precaución en pacientes con insuficiencia cardiaca congestiva, ya que pueden aumentar el riesgo de futuros eventos cardiovasculares y de mortalidad.

Estenosis de la válvula aórtica o mitral/cardiomiopatía hipertrófica:

Perindopril:
Los IECA deben utilizarse con precaución en pacientes con una obstrucción en el tracto de salida del ventrículo izquierdo.

Otras poblaciones de riesgo:

Perindopril:
En los pacientes con insuficiencia cardiaca grave (grado IV) o con diabetes mellitus insulinodependiente (tendencia espontánea a la hiperpotasemia), el tratamiento debe iniciarse bajo supervisión médica con una dosis inicial reducida. No se debe interrumpir el tratamiento con beta-bloqueador en los pacientes hipertensos con insuficiencia coronaria: el IECA se añadirá al beta-bloqueador.

Pacientes diabéticos:

Perindopril:
Los niveles de glucemia deben ser controlados cuidadosamente en aquellos pacientes diabéticos tratados previamente con antidiabéticos orales o insulina, especialmente durante el primer mes de tratamiento con un IECA.

Indapamida: Es esencial vigilar la glucemia de los pacientes diabéticos, sobre todo cuando las cifras de potasio son bajas.

Diferencias étnicas:

Perindopril:
Como ocurre con otros IECAs, el perindopril es aparentemente menos eficaz en la disminución de la presión arterial en la población de raza negra que en las poblaciones de raza no negra, posiblemente debido a una mayor prevalencia de niveles bajos de renina en la población hipertensa de raza negra.

Intervención quirúrgica/anestesia:

Perindopril:
En caso de anestesia, y sobre todo cuando el anestésico administrado es un fármaco con capacidad hipotensora, los inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina pueden causar hipotensión.

Por lo tanto, se recomienda que el tratamiento con IECAs de acción prolongada, tales como perindropil, se suspenda, cuando sea posible, un día antes de la intervención quirúrgica.

Insuficiencia hepática:

Perindopril:
Rara vez, los IECAs se han asociado con un síndrome que se inicia con una ictericia colestásica y evoluciona a una necrosis hepática fulminante y, en ocasiones, muerte. No se comprende el mecanismo de este síndrome. Aquellos pacientes que estén tomando IECAs y que desarrollen ictericia o un aumento considerable de las enzimas hepáticas deben suspender el IECA y recibir un seguimiento médico apropiado (ver Reacciones secundarias y adversas).

Amlodipino: La semivida del amlodipino se prolonga y los valores ABC se elevan más en los pacientes con insuficiencia hepática; no se han establecido las recomendaciones posológicas. Por tanto, el tratamiento con amlodipino se debe empezar en el extremo más bajo del intervalo posológico y extremar la prudencia, tanto al empezar el tratamiento como al aumentar la dosis. Los pacientes con insuficiencia hepática grave precisan un ajuste posológico lento y una vigilancia cuidadosa. No se ha investigado el efecto de la asociación TRIPLIXAM® en la disfunción hepática. Habida cuenta de los efectos de cada uno de los componentes de esta asociación, TRIPLIXAM® está contraindicado en pacientes con insuficiencia hepática grave y se recomienda prudencia en los casos de insuficiencia hepática leve o moderada.

Ácido úrico:

Indapamida:
En los pacientes hiperuricémicos puede aumentar la tendencia a las crisis de gota.

Pacientes de edad avanzada:

Perindopril/amlodipino:
Se debe valorar la función renal y la potasemia antes de comenzar el tratamiento. La dosis inicial se adaptará posteriormente en función de la respuesta de la presión arterial, especialmente si hay reducción hidrosalina, a fin de evitar una hipotensión repentina.

El aumento de la dosis de amlodipino debe hacerse con cuidado (ver Dosis y vía de administración y Farmacocinética y farmacodinamia).

Deportistas: Los deportistas deben saber que este medicamento contiene una sustancia activa (indapamida) que puede inducir una reacción positiva en las pruebas practicadas durante los controles "anti–doping".

Efectos sobre la capacidad para conducir y utilizar máquinas: No se han realizado estudios con TRIPLIXAM® sobre la capacidad para conducir y utilizar máquinas. Perindopril e indapamida no influyen sobre la capacidad para conducir y utilizar máquinas pero, en algunos pacientes, se pueden producir reacciones individuales relacionadas con la disminución de la presión arterial. Amlodipino puede tener un efecto leve o moderado sobre la capacidad del paciente para conducir vehículos y utilizar máquinas. Si el paciente presenta mareos, cefalea, fatiga, abatimiento o náuseas, la capacidad de reacción puede verse afectada.

El resultado puede ser una merma en la capacidad para conducir y utilizar máquinas. Se recomienda prudencia.

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN:

Posología: Un comprimido recubierto con película de TRIPLIXAM® al día en una toma única, preferentemente por la mañana y antes del desayuno.

La asociación a dosis fijas no es adecuada para el tratamiento inicial.

Si se precisa un cambio posológico, se puede modificar la dosis de TRIPLIXAM® o ajustar por separado los componentes de la asociación libre.

Poblaciones especiales:

Pacientes con insuficiencia renal (ver Contraindicaciones y Precauciones generales):
El tratamiento está contraindicado en la insuficiencia renal grave (aclaramiento de creatinina menor de 30 ml/min). La administración de TRIPLIXAM® en dosis de 10 mg/2.5 mg/5 mg y 10 mg/2.5 mg/10 mg está contraindicada en pacientes con insuficiencia renal moderada (aclaramiento de creatinina 30-60 ml/min).

El seguimiento médico habitual incluye el control periódico de la creatinina y del potasio.

Pacientes de edad avanzada (ver Precauciones generales): La eliminación de perindoprilato se reduce en los pacientes de edad avanzada (ver Farmacocinética y farmacodinamia).

Se puede tratar con TRIPLIXAM® a pacientes de edad avanzada si lo permite su función renal (ver Contraindicaciones).

Pacientes con insuficiencia hepática (ver Contraindicaciones, Precauciones generales y Farmacocinética y farmacodinamia): TRIPLIXAM® está contraindicado en la insuficiencia hepática grave. TRIPLIXAM® debe administrarse con cautela en pacientes con insuficiencia hepática leve o moderada, puesto que no se han establecido las recomendaciones posológicas del amlodipino.

Población pediátrica: No se ha establecido la eficacia y seguridad de TRIPLIXAM® en niños y adolescentes. No se dispone de datos.

Método de administración: Vía oral.

MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL: No se han notificado casos de sobredosis con TRIPLIXAM® en seres humanos.

Con respecto a la asociación de perindopril/indapamida, la reacción adversa más probable, en caso de sobredosis, es la hipotensión, a veces asociada con náuseas, vómitos, calambres, vértigos, somnolencia, estados de confusión y oliguria, la cual puede progresar a anuria (por hipovolemia). Se pueden producir trastornos hidroelectrolíticos (hiponatremia, hipopotasemia). Las primeras medidas consisten en eliminar rápidamente los productos ingeridos mediante lavado gástrico y/o administración de carbón activado; luego se debe restablecer el equilibrio hidroelectrolítico en un centro especializado hasta la normalización del estado del paciente.

Si sobreviene una hipotensión importante, se puede combatir colocando al paciente en decúbito, con la cabeza baja. Si es preciso, mediante una perfusión intravenosa de solución salina isotónica o mediante cualquier otro medio de expansión de la volemia.

El perindoprilato, la forma activa del perindopril, es dializable (ver Farmacocinética y farmacodinamia). Con respecto a amlodipino la experiencia con sobredosis intencionada en humanos es limitada.

Los datos conocidos indican que una gran sobredosis puede provocar una vasodilatación periférica excesiva y posiblemente taquicardia refleja. Se ha descrito hipotensión sistémica marcada y probablemente prolongada con posibilidad incluso de choque de consecuencias mortales.

La hipotensión con repercusión clínica producida por una sobredosis de amlodipino debe combatirse con medidas activas de soporte cardiovascular, incluyendo el control frecuente de la función cardiorrespiratoria, la elevación de las extremidades y la vigilancia de la volemia y de la diuresis.

La administración de un vasoconstrictor puede ser útil para restablecer el tono vascular y la presión arterial, siempre que su uso no esté contraindicado. La administración intravenosa de gluconato de calcio puede ser beneficiosa para revertir los efectos del bloqueo de los canales del calcio.

El lavado gástrico puede ser útil en algunos casos. La administración de carbón en voluntarios sanos, hasta las dos horas siguientes a la ingestión de 10 mg de amlodipino, ha demostrado reducir la absorción de amlodipino. Como el amlodipino se une fuertemente a las proteínas, la diálisis probablemente carece de utilidad.

NOMBRE DEL LABORATORIO Y DIRECCIÓN:

Hecho en Irlanda por:

Servier (Ireland) Industries Ltd.

Moneylands, Gorey Road, Arklow, Co.

Wicklow, Irlanda

Para:

Laboratorios Servier, S.L.

Avda. de los Madroños, 33, Madrid

28043 (Madrid), España

Representante legal, distribuido e importado por:

BECKMAN LABORATORIES DE MÉXICO, S.A. de C.V.

Dr. Barragán No. 531, Col. Narvarte

C.P. 03020, Deleg. Benito Juárez, Ciudad de México, México

PRESENTACIONES: Caja con 15, 30 comprimidos recubiertos con película de 5 mg/1.25 mg/5 mg, 5 mg/1.25 mg/10 mg, 10 mg/2.5 mg/5 mg o 10 mg/2.5 mg/10 mg.

RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO: Consérvese a temperatura ambiente a no más de 30ºC y en lugar seco.

LEYENDAS DE PROTECCIÓN:

No se deje al alcance de los niños. Su venta requiere receta médica. No se use en el embarazo ni la lactancia.

Reporte las sospechas de reacción adversa a los correos:

farmacovigilancia@cofepris.gob.mx y

farmacovigilancia.servier@mx.netgrs.com